sábado, 29 de noviembre de 2008

Aguirre y Blanco

Hoy sábado, 29 de noviembre de 2008, leo en Libertad Digital, referido al vicesecretario general del PSOE José Blanco, lo siguiente: “Cuando aludía a la crisis, y trataba de ensalzar las políticas del Gobierno para combatirla, Blanco afirmó que "en momento de dificultad, no podemos utilizar esa máxima del sálvese quien pueda". "Eso se lo dejamos a Aguirre, que se marchó corriendo sin importarle la gente que quedaba allí en situación de dificultad", remachó”.

Sabía que José Blanco leía mi blog y me comentaron que le gustaron mis comentarios de los pasados días 27 y 28 sobre Esperanza Aguirre (“Esperanza Aguirre” y “No es una heroína”, respectivamente), pero utilizar mis argumentos de una forma tan maliciosa no es correcto. Entiendo que son argumentos golosos, pero la oportunidad es una virtud.

El que Dña. Esperanza haya tenido una debilidad, no redime las culpas del Sr. Blanco ni de su partido sobre el incumplimiento de sus responsabilidades. Desde luego, el gobierno no ha salido corriendo delante de la crisis, porque no quiere dejar el sillón desatendido no se lo ocupe la oposición, pero sí ha metido la cabeza bajo tierra como las avestruces, sin separar el culo del asiento ni moverlo un ápice. Pero eso no es bueno y hacerlo bueno es demagogia.

Publicado en aragonliberal.es, el 29 de noviembre de 2008.

De manera excepcional, transcribo los comentarios aparecidos en aragonliberal.es;

frid dijo
José: eso te pasa con jugar con fuego. Dar ideas al "sediento" y va y las toma. La debilidad, dices, es humana... San Pedro la tuvo, también Judas... TODOS... pero si eso es norma estamos en otro orden de cosas: Pilatos, fariseos, marxistas... y demás "malas personas" o "personas que hacen mal casi connaturalmente" sin darse cuenta.

Patricia dijo
Pepiño es un hipócrita, eso ya lo sabíamos. Pero José ¿que hubieras hecho tu? lo mismo que Pepiño, y lo mismo que todos; no me parece normal que llames cobarde por su actuación a Esperanza, es de las personas mas valientes que queda en el PP.

jacinto dijo
Entendí que cuando José C. escribía de Esperanza, hablaba de que "esperaba más de ella". Y ahora se nota que es verdad.

Es muy difícil obrar al gusto de todos, más aún cuando tu seguridad te dice que te vayas.

Algún amigo me comentó que "no le extrañaría que un objetivo fuese ella". ¿Lo has pensado?

Ten en cuenta que algunos se llevan demasiado bien como para querer desestabilizar Madrid como lo hicieron con España el día del atentado de Atocha.

No es ciencia ficción.

José Cepero dijo
Patricia, no sé lo que hubiera hecho en esa situación, pero sé lo que he hecho en otras; a veces me he decepcionado de mí mismo, otras no. Pero la Sra. Aguirre es una persona pública y estamos en nuestro derecho de medirla por su hacer público. Creo que como dice Jacinto, esperaba más de ella, precisamente de ella.

Quizás no me haga simpático con mis juicios, pero mi libertad de criterio es una deformación profesional que algunos políticos han apreciado y a otros ha molestado. Desde luego a ninguno he engañado – creo que está claro mi pensamiento – y yo vivo en paz de espíritu.

La Sra. Aguirre me cae bien, pero estuvo mal asesorada y no tuvo el temple necesario. Yo no la hubiera dejado repatriarse tan rápido,… pero probablemente no vemos el mundo igual.

Jacinto, no creo en una conspiración contra ella, sí en el deseo de muchos – “buenos” y “malos -, de verla fuera de juego e intentar aprovechar esa circunstancia.

jacinto dijo
José... entiendo que "directamente" no era una conspiración contra Esperanza Aguirre... lo que digo es algo indirecto.

Un "pez gordo en tal Hotel"... una ocasión más para hacer de la masacre una cuestión internacional.

Y así lo debieron ver sus asesores.

Lo correcto, a posteriori, es "sacarla de ahí, pero no en un avión camino a Madrid... salvo que pensasen los indios que "habían perdido el control"... que pudiera ser.

frid dijo
A mí me da la impresión que la "queja" de Blanco es como decir "qué pena no se haya quedado ahí... definitivamente". Es ¡tan insensato!

Fernando Inigo dijo
Coincido más con José, creo que debería haberse quedado hasta que el último español hubiese salido de allí. Eso hubiera sido heroísmo. Hablamos de debilidad...supongo que para debilidad la que sentirían esos dos españoles últimos en ser rescatados atrincherados en la habitación del hotel. Debería haber vuelto con ellos. Yo no entiendo esa precipitación ni tampoco que la rueda de prensa posterior la diese con unos calcetines prestados. No quiero pensar que haya querido rentabilizar políticamente la tragedia, eso sí que seria un feísimo detalle.

frid dijo
Fernando: heroísmo ¿obliga? ... la justicia sí obliga.¿Estaba obligada a quedarse atrincherada? ¿Es que es un GEO y no nos habíamos enterado?

Es un civil, una persona sin recursos para esos eventos.

Lo lógico es salir de ahí cuanto antes e interesarse "en lugar seguro" de lo que se hacía en las operaciones militares... y luego "volver" si le dejan.

Fernando Inigo dijo
Frid, no digo yo que Esperanza quisiera emular a Bruce Willis en la Jungla de Cristal y atrincherarse metralleta en mano. Ella hizo bien en hacer lo que supongo, todos intentaron hacer ponerse a salvo. Pero digo, no podía haber esperado en el aeropuerto de Bombay...un lugar que para ese momento ya estaba tomado por el ejército y por lo tanto, seguro en la medida de lo posible? Eso no hubiera sido heroico, sino justo y solidario. Y luego está el tema de los calcetines, y de la rueda de prensa cuando aún quedaban españoles atrapados...no sé, Frid, me gusta Esperanza Aguirre pero creo que no ha actuado correctamente.

José Cepero dijo
Cuando imagino esas situaciones extremas pienso, por ejemplo, en los cientos de casos de misioneros que se encuentran en países hostiles y que se niegan a abandonar sus misiones frente a situaciones extremas de violencia. Son personas anónimas y no son pocas.

Un político en una situación delicada, con respaldo policial y diplomático, ¿no debería ser un poco, solo un poco, “héroe”? Si la persona falla en esa situación de libro, ¿que hará en la intimidad frente a la agresión del soborno, de las presiones políticas o mediáticas o frente a la debilidad de colocar al primo en el cargo?

En España tenemos el listón de los políticos muy bajo y eso es un cáncer social. La política debería ser una vocación de servicio, elegida libremente, y eso implica obligaciones – incluso de riesgo personal - por encima de las de otras actividades. El que sea una actividad profesional con un alto grado de nepotismo, lleva a aquellas miserias.

Si la Sra. Aguirre no debía aguantar un poquito, ¿en que queda el heroísmo de sus compañeros de partido, víctimas del terrorismo? ¿Es que fueron unos tontos por comportarse como GEOS? ¿Es que vale más cobarde vivo que héroe muerto?

frid dijo
Estimado José, dices: "En España tenemos el listón de los políticos muy bajo y eso es un cáncer social"

Sólo eso implicaría una fuerte renovación de la clase política.

Ahí me has tocado, la cabeza debe ser un líder, un líder debe ser heróico o si no debe dejar el mando a otros.

Para mí Esperanza Aguirre es muchísimo mejor que todos los que tiene a su lado, pero ¿no podría haber incluso gentes con más categoría, con madera de héroe y con arrestos de héroe?

El problema no está en lo que pedimos a la líder pepera, sino lo que aprovecha el oportunista socialista.

Y vuelve a pasar que en el Pp y en la derecha "no se permite ni el pecado venial"... mientras que en la Izquierda se ve bien el "mortal".

José Cepero dijo
Apreciado Frid. Es siempre complejo el proceso de nacimiento de un líder, pero es cierto que la estructura política española selecciona a los menos dotados moralmente y hace ese proceso aún más complicado. ¿Por qué cuando somos tantos miles –quizás millones – de españoles los que decimos no rotundo al aborto, no oímos una sola voz significativa en el parlamento que diga no rotundo al aborto? Porque quien dijese así, perdería el asiento.

No pido lo mismo al PP que al PSOE, como no pido lo mismo a mi vecino que a mi mascota. Al vecino puedo pedirle un entente inteligente, mientras que me es suficiente que mi mascota no se haga pipi en la moqueta, y como es una mascota malhumorada, incluso a veces le dejo que se mee en la moqueta como precio para que no me muerda. Pero con mi vecino me siento a comer y nunca sentaría en la mesa a mi mascota.

Siempre hablamos de estructuras, nunca de personas individuales que tienen mi aprecio y respeto, al margen de su condición o pensamiento.

Alfredo dijo
¡No tiene más que hacer Pepiño que leer tu blog! Hacía mucho que no me reía tanto, gracias, Cepero, eres un crack, sigue así, eres el mejor!!!

viernes, 28 de noviembre de 2008

No es una heroína

Personas allegadas me han regañado por escribir con poco tacto – dicen - sobre Esperanza Aguirre y por tratar de “banda” al Partido Popular (“Esperanza Aguirre”. 28 de noviembre de 2008). No puedo aceptar esas críticas por lo siguiente.

Lo que digo de la Sra. Aguirre, si las noticias que he leído son ciertas, es algo que está en el ánimo de todos; una persona sana que abandona a los suyos en una situación crítica, es una persona cobarde. Haberse quedado en Bombay – aunque fuera en la embajada española - hasta el desenlace del asunto, era lo normal. Quedarse estando herida hubiera sido heroico, lo que a nadie se le ocurriría pedirle a un político español contemporáneo. Irse en medio del tumulto es huir y huir es de cobardes.

Si la discreción hubiera rodeado el episodio, me habría callado. Pero leer en foros y en alguna prensa, que debe ser presidenta del gobierno, que es poco menos que una heroína,… me obliga en conciencia a clamar en el desierto y dar mi opinión. Como buena triunfadora, la Sra. Aguirre ya tendrá su coro de aduladores; no le viene de esta pobre crítica perdida en el marasmo de internet. Que la Sra. Aguirre llegue en su carrera política dónde pueda, pero este episodio ha sido lo que ha sido. No nos engañemos.

Por lo que respecta al PP, el Diccionario de la Lengua Española da como segunda acepción de la rica palabra “banda”, la siguiente: “Parcialidad o número de gente que favorece y sigue el partido de alguien”. No veo el porqué de la crítica a mis líneas de ayer.

jueves, 27 de noviembre de 2008

Esperanza Aguirre

Esperanza Aguirre, presidiendo una delegación española, se ha visto envuelta en un atentado en Bombay. A las 24 h., la presidenta de la Comunidad de Madrid estaba en su casa… mientras los miembros de su delegación seguían comprometidos en el atentado en la India.

Esperanza Aguirre era la “esperanza” del PP. Parecía la íntegra de la banda. Pero, ¿qué se puede esperar de quien deja a sus subordinados y amigos en la estacada, procurándose su exclusiva salvación? ¡Tonto el último!, cuando se trata de repartirse el presupuesto. ¡Sálvese quien pueda!, cuando se trata de salvar las posaderas. Y es que ser político, es una forma de ser.

Publicado en aragonliberal.es, el 27 de noviembre de 2008.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Infalibilidad del Papa

Hace años que le doy vueltas al tema de la infalibilidad del Papa, cabeza de la Iglesia católica. Me educaron en ese dogma y debo reconocer que me costaba asumir la cuestión, aunque no he hecho nunca de ella una cuestión beligerante en mi fe. Simplemente la analizaba y rumiaba sin entenderla.

¿Qué entendemos por infalibilidad del Papa? Entendemos que el Papa, cuando promulga solemnemente alguna enseñanza relativa a la fe o la moral, no puede equivocarse, pues está asistido del Espíritu Santo. Este dogma fue proclamado por la Iglesia Católica en el Concilio Vaticano I, en 1870, dando forma de dogma a lo que ya era una tradición secular de la Iglesia.

La infalibilidad del Papa no significa que éste no se pueda equivocar en su tarea cotidiana de dirigir la Iglesia, ni que esté libre de pecado ni nada semejante, ni que no pueda tener opiniones personales erróneas. Se refiere únicamente a lo que he comentado, a que no puede equivocarse en declaraciones solemnes referidas a la fe o la moral… lo que ya es mucho.

Repasando la historia nos llama la atención lo desquiciado de algunos momentos de la Iglesia Católica en lo referido a sus representantes. Si estudiamos con detalle, veremos que algunos Papas han sido verdaderos canallas o poco menos, en el mejor de los casos unos inútiles o débiles frente al poder. A la vista de los Papas contemporáneos con sus virtudes morales y capacidades intelectuales, no nos podemos hacer una verdadera idea de momentos concretos de ese pasado más negro. No nos extraña que, por ejemplo, Pío XII, Juan XXIII, Juan Pablo II – al que muchos dudan en darle por sobrenombre El Bueno o El Grande - o Benedicto XVI sean infalibles, pero desgraciadamente las virtudes de estos hombres y otros muchos que harían inacabable estas líneas, no han sido una constante en la dirección de la Iglesia en los más de dos mil años de su historia.

Hecho este preámbulo, nos podríamos alargar en una discusión interminable enfrentando evidencias históricas puntuales con contenidos bíblicos contundentes sin llegar a salirnos de nuestros planteamientos iniciales, porque a veces el meternos en detalles no hace más que confundirnos. Sobre todo si no somos especialistas en la historia o en los libros sagrados. Pero frente a esto hay un argumento indiscutible y rotundo, que es el del sentido común. Por ese camino es por el que he llegado a mi conclusión.

No discutiré a nadie el mal perfil evidente de determinados pontífices históricos, que en dos mil años y yendo desde el pobre hombre al verdaderamente malicioso, habrá más de uno y de dos. Incluso más de tres, o más, que cuantos más “malos” encontremos mayor es la fuerza de mi argumento.

Tampoco se me discutirá que uno de los mayores ataques que recibe la Iglesia Católica, desde fuera y desde algunos sectores de dentro, es su fidelidad doctrinal a sus orígenes, lo que los maliciosos llaman “fundamentalismo”. Siguen ordenándose sólo sacerdotes varones, sigue siendo pecado tener relaciones sexuales antes del matrimonio, incluso con la prometida, sigue estando presente en la sagrada forma consagrada el mismo Jesús en su carne, sigue la fe en la resurrección en cuerpo y alma al final de los tiempos… Nada esencial ha cambiado en la Iglesia Católica.

¿Qué significa eso? Significa que a lo largo de dos mil años, cualquiera de esos papas muy “perversos” podría haber sentenciado solemnemente cualquier tontería que se alejase de la doctrina de Jesús. Y no ha sido así. Además, esos papas en ocasiones han estado rodeados de autoridades eclesiásticas que, en esos momentos muy concretos de la historia, han podido ser verdaderos desaprensivos que no hubieran dudado en animar al papa del momento a tomar cualquier decisión contraria a la moral o a la fe, en total impunidad pues iba con los tiempos. Pero no ha sido así.

Para mí es suficiente. Que la voz de tantos papas y de sus entornos condicionantes en más de dos mil años de historia no hayan alterado un ápice la fe original; que hoy podamos seguir rezando el mismo Credo que redactó la Iglesia hace cerca de mil setecientos años; que tantísimas ocasiones para romper con la fe original no hayan sido “aprovechadas” jamás… son argumentos más que suficientes para creer en la infalibilidad del sucesor de Pedro. Puedo no entenderlo, pero la evidencia es contundente; el Papa es infalible en cuestiones de fe y moral y como la infalibilidad no es cosa humana, el Papa es infalible porque está asistido por lo sobrenatural.

martes, 25 de noviembre de 2008

Valores

Ayer estuve en un colegio católico, regentado por una orden misionera. Era el día en que los niños pequeños – sobre los cuatro años - asistían a misa, lo que hacen un día a la semana.

Naturalmente, los pequeños no se enteran de mucho, aunque más de lo que creía; hacían su genuflexión al entrar y al salir del templo, contestaban las oraciones más sencillas, cantaban en los momentos adecuados unas canciones muy tiernas – entonándolas bastante bien – y durante toda la ceremonia estuvieron sorprendentemente atentos. A esa edad no se disimulan ni reprimen los sentimientos; aquellos niños estaban muy bien educados. Iban acompañados de muy pocas profesoras, como para que su presencia les pudiera coaccionar.

Todo esto, resultándome simpático, no fue lo que me ha llevado a escribir estas líneas. En la homilía, el sacerdote habló de la presentación de María en el Templo en términos muy elementales y claros pues prácticamente toda la parroquia eran los párvulos. Animó a los niños a seguir el ejemplo de la Niña María y ser obedientes con sus padres y con sus profesores, a no ser egoístas con sus compañeros y a dejarles sus cosas, a querer a todos, a no poner malas caras cuando algo no les gusta... También les pidió que rezaran por sus padres, por sus abuelitos, por sus hermanos, por sus profesores y “al final, cuando ya hayáis rezado por todos, rezad por este cura para que sea más bueno”.

En el colegio católico, los curas enseñan a los pequeños, desde el principio, amor y humildad. ¿Es eso malo? ¿A qué se debe tanto ensañamiento del gobierno con la educación católica? ¿No querría cualquier padre normal que sus hijos se educaran en esos valores?

Mientras era testigo de la enseñanza de esos valores, no podía olvidar titulares generados por la ideología que persigue con ensañamiento la educación católica: “La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez (PSOE), dijo ayer en el Congreso que la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, «en el único sitio en la estación en el que podía haber estado es o tumbada en la vía o colgada de la catenaria»…”; "…Yo cada vez que voy y veo todas las cosas que hay en el Corte Inglés de historiadores y claro ves al Vidal, al otro, al otro, tal y dices Dios mío si sería para prenderle fuego a todo el stand éste". Cristina Almeida ex diputada del PSOE; "Gracias a Dios que no vamos a tener a la Madre Maravillas en el Congreso. No está Azaña e iba a estar la Madre Maravillas, la hija de uno que pasaba por allí que era presidente del Congreso". Cristina Almeida ex diputada del PSOE; "Toda España debió ser Paracuellos", dijo Félix Martínez (periodista del diario Público, próximo al PSOE) reivindicando la figura de Santiago Carrillo y en referencia a la localidad madrileña en la que se ejecutó, de forma sistemática y en pocos días, a un número de personas que supera las 5.000”; “Los malvados asesinos merecen una muerte lenta y dolorosa". Félix Martínez periodista del diario pro gubernativo (PSOE) Público; “Madrid. Hospital Severo Ochoa. El 90% de los sedados por el doctor Montes murió en menos de 24 horas. El equipo médico del doctor Montes era conocido por sus colegas como 'Sendero Luminoso”; “El doctor Luís Montes (amigo y correligionario del presidente del gobierno del PSOE), …lanzó en Santander un manifiesto con el que se inicia una campaña para promover la despenalización en el Código Penal del suicidio asistido y la eutanasia”…

¿Cómo los padres pueden preferir los valores del PSOE a los del catolicismo? ¿Verdaderamente prefieren un hijo cargado de odio y sed de violencia, que un hijo pacífico y lleno de amor?

Lo que los padres no quieren son problemas y lo fácil es llevar a sus hijos a un colegio público, barato, aún a costa de que experimenten con ellos. Saben que en ese colegio público de la “educación para la ciudadanía” no se encontrarán con los hijos de los gobernantes. Pero no les importa pues hay otra razón más profunda para su conducta; la de ver proyectadas sus miserias en sus hijos, pues es la forma de no sentirse culpables.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Una buena ocasión para meditar sobre al vida

La operación se complicó. Creo que todos los implicados estábamos en que mi currículum se acababa allí. Pero no fue así, pues el que hoy escribe es el mismo que el que lo dejó hace unas semanas.

La antesala de la muerte es, en paz de espíritu, una gracia de Dios. Agradezco al Creador aquel instante, a la vez que no entiendo que hago aquí ahora. ¿Cómo puedes dejar, Señor, a una de tus criaturas con la miel en la boca?, ¿cómo puedes retornar a esta oveja inútil y torpe al rebaño del mundo, cuando le has mostrado el paraíso? No es esto un desprecio al regalo de la vida – nuestra querida Santa Teresa sería una ingrata – sino un aprecio a la promesa del cielo. Confío en Su misericordia para cuando llegue el momento definitivo.

Paz de espíritu. Esa es la clave para un buen vivir y un buen morir. En un mundo como el que vivimos no parece fácil alcanzarla, pero vale la pena buscar esa meta. Creo que el camino es desprendernos de nuestro vano orgullo de sabios de la nada y de nuestros prejuicios alimentados por los poderes mediáticos, y buscar en el amor a Dios y al prójimo nuestra razón de ser. La cultura occidental floreció espiritualmente desde ese principio de amor que aportó el cristianismo. ¿No es un buen dato para nadar contra corriente?

Intenta lector, aunque no seas cristiano, aunque sea por una vez, repetir en un momento de calma, escuchándote, lo que han repetido durante milenios millones de seres humanos buenos en momentos de crisis personal: el Señor es mi Pastor, nada me falta. Persevera. Te desconcertará sentir la paz de espíritu que se alcanza teniendo esa certeza.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Una buena ocasión para meditar sobre la muerte

Esta tarde me abren la barriga para curarme. No es una operación complicada dentro de lo que son las operaciones, pero que duda cabe que es un riesgo más a añadir a los cotidianos.

Por si acaso, como cuando hemos de viajar – que es más grato y menos cruento pero también un riesgo añadido – he dejado los deberes listos. No todos, que nunca se acaba de cumplir, pero sí los más necesarios.

Esta situación es anecdótica y la pasan miles de personas cada día, en todo el mundo. Pero si saco punta al asunto de los resaltes en las calles para obligar a reducir la velocidad o a si debemos o no rebañar el plato en las comidas, no voy a dejar de aprovechar esta magnífica ocasión para hablar de la muerte.

Cuando estás ante la tesitura de que te dejen inconsciente con una droga y te abran la tripa con un cuchillo afilado, te rebanen un trozo de ti y luego te vuelvan a coser, no puedes por menos que pensar ¿y si sale algo que no está previsto y me quedo en el trasiego? Es una posibilidad, remota pero cierta.

Tengo la firme convicción de que, pase lo que pase, será lo mejor que me pueda suceder a mí y a las personas buenas que me rodean. Por eso, cuando terceros me desean que toda vaya bien, sé que sin duda me irá bien, aunque el que me declara tal deseo esté pensando en el resultado “bueno” en el sentido mundano, es decir, que sobreviva al evento.

Jesús nos dejo bien enterados de que velaría siempre por nosotros y que, como buen Padre, nos daría siempre lo mejor. Lo mejor no es lo que nos parece a nosotros, como no es lo mejor para nuestros hijos pequeños lo que desean en su impulso infantil, ni para los hijos mayores lo que desean desde su inexperiencia. Por eso, el hijo bueno es el que acepta la autoridad del padre aún sin entender el sentido de lo que le ordena, Luego, en el tiempo, verá que aquel consejo o instrucción era efectivamente el mejor.

Si eso ocurre en el terreno de lo humano, con padres falibles, qué no ocurrirá cuando tenemos el privilegio de disfrutar de un Padre que es el Creador del mundo, que tiene el atributo del conocimiento absoluto del pasado presente y futuro y que es absolutamente bueno; no abandonarnos en sus manos es la mayor tontería, pues es renunciar a quien nos puede dar todo para nuestra felicidad y la de nuestros seres queridos. La verdad es que semejante privilegio nos es totalmente inmerecido y sobrepasa nuestro entendimiento, por eso ponerle condiciones es igual de tonto que renunciar a él. Si Dios quiso ser nuestro Padre a cambio de simplemente aceptar ese regalo, lo acepto sin miramientos aún sin entenderlo. Quiero que se haga en mí Su voluntad, sin límites, sin condiciones. Debo ser un tremendo egoísta porque quiero todo lo que me ha ofrecido.

Por eso esta tarde todo saldrá bien, sin duda. Saldrá rematadamente bien, divinamente bien.

Ha ganado Obama

En su día, EEUU no estuvo a la altura de la Historia cuando el episodio de las Torres Gemelas. El mundo esperaba una reacción como la de Roma con Cartago.

Esta noche ha ganado Obama. La elemental izquierda española esta eufórica, como todo ese submundo antiamericano que tanto ruido hace; la mayor potencia del planeta mandada por un negrito zumbón… Zapatero ya se verá de papá chicho dando consejos al negrito americano que le mira arrobado. Es anecdótico. España ya no cuenta en el mundo.

Hace un tiempo escribí aquí sobre ello. Sólo me preocupa que los musulmanes y los chinos vean en Obama al negrito zumbón y tengan que pararles los pies. Por lo demás, me parece que los poderes fácticos americanos han colocado a alguien que les ampare frente a la opinión pública sobre lo que tienen previsto hacer. En España sabemos de eso, pues sólo con un gobierno de izquierdas con un pingo al frente, la población se habría dejado expoliar en sus valores físicos y morales, como ha ocurrido; los poderes fácticos españoles sabían que solo con la izquierda se podría montar el negocio del aborto, o la pantomima del matrimonio homosexual, o la subvención a fondo perdido de los millonarios de la banca.

No irá por ahí la política americana, o no sólo por ahí, pues hay que dar carnaza a la fiera “progre” internacional. Ese país que tantos toman por un hombrón rico y fuerte, pero tonto, es efectivamente rico y fuerte, pero no tonto. Y me resisto a creer que tenga vocación de tonto del pueblo, recibiendo pedradas de medio mundo, que para colmo se beneficia de él. También me resisto a creer que el zarpazo del mal sobre sus carnes en aquel elul terrible, quede impune.

La coherencia suele ser dolorosa. Dios nos coja confesados.