viernes, 24 de diciembre de 2010

Feliz Navidad

Espero que pasen una Nochebuena recogida y entrañable.


lunes, 6 de diciembre de 2010

Estado de alarma

Cuando sea mayor, quiero ser ministro socialista de una sociedad democrática como la española. Es la mejor opción y la más parecida a la de dictadorzuelo bananero.

El dictadorzuelo bananero hace lo que le da la gana, a la brava. Pero eso da mal tono y hace que no se cuente con él en los ámbitos internacionales de buen ver.

El ministro socialista de una sociedad democrática como la española, hace también lo que le da la gana, pero lo prepara y lo adorna. Me lo hacía mi hermana cuando éramos chicos; me pinchaba a hurtadillas hasta que saltaba y cuando yo saltaba, lloraba ella, y la bronca era para mí.

Los sociatas hacen lo mismo; eligen un colectivo influyente, lo marranean a hurtadillas y cuando el colectivo salta, se le da palo ejemplar. Colectivo anulado y a seguir en lo que estaban… ya sabemos todos en lo que están los sociatas.

En este último asuntejo de los controladores, han ensayado el “estado de alarma”. Con eso, además de anular al colectivo molesto, ponen la bota sobre toda la sociedad que, encima – bueno, debajo de la bota - es feliz. Como yo.

Desde luego, si sale gratis es un chollo; la Nación bajo la bota militar, ¡y todo en plan demócrata! Quince días de estado de excepción, dos meses, ¡lo que la borregada española aguante! Es decir, mucho tiempo.

¿Se imaginan cómo estarán la Pajín y el Cerolo - para nombrar a dos de mis preferidos -, esperando a ver si lo del “estado de alarma” funciona? Y es que si funciona un poco bien, sólo un poco, nos dan morcillas a todos los españoles.

Vamos a esperar. La verdad es que a mi me “pone”, como dicen ahora, una Chacón vestida de guerrillera (como la de “Los Clones”… ¡eso es una mujer!) en plan; “¡soy la mismísima ministra del ejército español, todos de rodillas, esto es un “estado de alarma!”.

Pd. Me dicen que Cerolo se escribe con “z” de “zorra”, o de “zumo”, es decir, Zerolo. Pido disculpas y denlo por corregido.

Pdd. Hoy (lunes 6), oyendo las noticias en los medios de comunicación que frecuento, he constatado lo listo que es el gobierno y lo torpe que es eso que, genéricamente, llamamos la derecha. Y me han conseguido poner de mal humor.

La situación en los medios es, en resumen y ya sin excepción que:

1. El “estado de alarma” está justificado.

2. Los controladores son unos canallas.

Mi opinión es la siguiente: La actuación de los controladores fue injustificable. Es decir, no se justifica.

Parece demostrado que la actuación de los controladores, estuvo provocada por una actuación del gobierno previa y sostenida en el tiempo. Es decir, la actuación recalcitrante del gobierno hacia los controladores, le hizo saltar y provocó la actuación injustificable de ese colectivo (que muy probablemente, por lo infantil de la reacción, será mayoritariamente de eso que llamamos “derechas”).

Si esa actuación del gobierno, que provocó la funesta reacción de los controladores, fue premeditada, queda claro que el gobierno es malo y listo y que los controladores son inconscientes y tontos. Si la actuación del gobierno fue improvisada, el gobierno es incompetente y malo y los controladores inconscientes y tontos.

El “estado de alarma” en manos de un gobierno incompetente y malo, es como una pistola cargada en manos de un mono. Me da igual que sea legal, casi legal o ilegal; es peligroso para la ciudadanía. Si además el “estado de alarma” es una medida de legalidad dudosa o cuestionable, entonces no hay discusión; no debió recurrirse a ella.

Los “golpes de efecto” de la izquierda, cuando se aleja del poder, son para echarse a temblar. Haga el lector memoria reciente y quédese helado.

Se podía haber expedientado a los controladores sin necesidad de militarizarlos y, sobre todo, se podía haber puesto el asunto en manos de los tribunales de justicia ordinarios, no militares, para ver hasta dónde los controladores fueran responsables de las pérdidas de los billetes de los viajeros, con el gobierno de forma subsidiaria, y consecuentemente si deberían indemnizar a los viajeros por los importes de los billetes de avión perdidos, así como de los gastos derivados de esas pérdidas.

No es necesario despedir controladores, al contrario, pues de resultar culpables de los perjuicios provocados a los viajeros, deberían estar en buena forma económica para hacer frente a los gastos de las indemnizaciones que procedieran, con sus correspondientes intereses de demora.

Porque en todo esto, los que verdaderamente pierden sin tener arte ni parte en el tinglado del mundo aéreo y la sucia política, son los viajeros. Y ni la militarización ni demás zarandajas les va a devolver un solo euro.

domingo, 5 de diciembre de 2010

Estado excepcional

Rubalcaba ha tomado el poder de forma espectacular: ha declarado un “estado de alarma”, que debe durar quince días, pero ya anuncia que durará más.

Hemos visto por las calles vehículos militares de la división del ejército mandada por el presidente del gobierno Rodríguez Zapatero (el único presidente europeo que es generalísimo) y los españoles están advertidos de que deben ser buenos lo que dure el “estado de alarma”, es decir, hoy por hoy, de forma indefinida como anuncia Rubalcaba.

Que Rubalcabo no juega es evidente. Según dice la prensa, fue el ministro del terrorismo de estado, de los experimentos con indigentes, de la colaboración con el terrorismo… y, en general, protagonista y encubridor desde el poder, del crimen y de la corrupción. Eso dice la prensa y parece que aporta pruebas.

A tomar nota de ello, todos. Los que ya están sometidos al poder y los díscolos, sobre todo los medios de comunicación. Todos.

Los que ven vulnerados día a día sus derechos, seguirán igual en ese aspecto. Nada pierden y algo ganan.

Porque si el poder es firme, no precisa las subvenciones para mantener fidelidades; para eso están los comisarios políticos. Oído al parche, medios de la ceja.

Lo mismo a los nacionalistas, pues ningún tirano de bien permite semejantes devaneos. Atribuida a Calvo Sotelo (parlamentario, no tirano) es la cita “antes una España roja que rota”.

Maricones, skin heads, delincuentes independientes, progres, y demás, podrán seguir ejerciendo pero en estado de guardia, como los vendedores de la manta.

Es decir, Rubalcaba nos ofrece paz social sin libertad. Por lo que a mi respecta, que ya no tenía libertad, la oferta del tirano me aporta paz social. Quizás, como primera instancia, sea un buen negocio eso del “estado de alerta” indefinido.

Imagen: Fotograma de la irregular película de serie B, "V de venddeta".

viernes, 12 de noviembre de 2010

La COPE



Sigo esporádicamente la sintonía de COPE para ver que rumbo ha seguido.

No ha decepcionado mis expectativas; desde mi modesta opinión, la COPE sigue el camino que comenté en su día, más o menos, es decir, se ha rendido al socialismo materialista y al tedio.

Por ejemplo, he intentado seguir por la tarde a César Lumbreras, que sustituyó a Cristina López Schlichting. El tal César es una losa. Ni bueno ni malo,… abrumadoramente aburrido. No creo que una maruja de bien lo soporte.

He disfrutado con César Lumbreras durante años - los sábados por la mañana - en su programa “Agropopular”... ¡fíjense si abordaría con ilusión las tardes guiadas por Lumbreras, nombradas por el desafortunado nombre de “La Atalaya”!… pero ni siendo fan se le soporta.

Hoy (12 de octubre), he escuchado una tertulia matinal en la COPE, en la que todos los tertulianos, con excepción de Girauta, justificaban y aplaudían la nueva medalla (creo que es ya la tercera) que el ministro del interior Rubalcaba ha impuesto al juez Gómez Bermúdez, que instruyó el juicio por los atentados de la estación de Atocha en Madrid, ese asunto turbio y todavía sin solución.

En ese juicio se marranearon y escatimaron pruebas, se obstaculizó a la acusación particular y se persiguió con ensañamiento a la verdad, hoy todavía desconocida, aunque para muchos evidente. Uno de los imbéciles de la tertulia de la COPE, “matizaba” que la medalla no se la había impuesto el nefasto Rubalcaba, sino que se la había impuesto “la policía”… Vale.

Una genuflexión tras otra al poder socialista. Y la COPE, tan satisfecha.

Notas:

Imbécil: “Escaso de razón” (R.A.E.).

Nefasto: “Dicho de una persona o de una cosa: Desgraciada o detestable. Nefasto gobernante. Nefasto matrimonio” (R.A.E.).

miércoles, 10 de noviembre de 2010

La verdad de la noticia


Hoy, en España, si se quiere conocer lo que está ocurriendo – al margen de noticias triviales o constantes referencias de muertos en carretera – es preciso seguir “Intereconomía” o “esRadio”, o mejor, elegir lo más interesante de cada una o lo más cómodo en horario. Creo que se complementan.

La primera, “Intereconomía”, gestiona una cadena de televisión y un diario. Creo que su audiencia crece con el tiempo pues la profesionalidad se agradece, al margen de la ideología del profesional; un buen profesional antepone la libertad en su trabajo a su forma de pensar lo que, si su forma de pensar es recta, no le cuesta ningún esfuerzo. Como no estamos acostumbrados a buenos profesionales, cuando los encontramos nos deslumbran.

La segunda, “esRadio”, participa de esas virtudes profesionales, con dos líderes de opinión – César Vidal y Federico Jiménez Losantos – que son buenos profesionales y, creo, personas íntegras e independientes. Un buen aval de esta opinión es que esas voces por poco se quedan sin medio de difusión radiofónico en TDT (en Internet son líderes, o “por ahí”, con “Libertad Digital”), tras ser abandonados por “Veo7” (“El Mundo”), situación que ha impedido “Intereconomía” cediéndoles (ignoro en que condiciones) una sintonía, lo que ha sido un detalle de nobleza pues además de que creo que ambas empresas no tiene intereses económicos comunes, además son competencia.

Esa es mi impresión.

“Intereconomía” es perseguida a degüello por la administración socialista y “EsRadio” silenciada por la generalidad de los medios afines al poder. Pero al margen del mayor o menor éxito de esas fuerzas sociales, lo cierto es que para las personas honradas es un consuelo saber que no sólo hay “malos” en esta sufrida nación y que “los buenos”, que hasta ahora además eran tontos, están espabilando y tienen su voz, que es clara y libre.

¿Y la COPE? Esa la dejo para mañana.

domingo, 7 de noviembre de 2010

El Papa se ha marchado


Dejo en la despensa otros escritos que hacen cola para ver la luz en este blog, para escribir a vuela pluma algunas reflexiones y opiniones sobre la visita de Benedicto XVI a Barcelona, ciudad que acaba de abandonar.

1. La visita a Barcelona ha sido oportuna. Podía haber sido en otra ocasión, pues la Sagrada Familia, hasta que el AVE la malogre, está ahí. Pero ha sido ahora. Me da la impresión de que la visita del Papa ha sido un refuerzo moral a los españoles, en un momento en que el materialismo marxista, disfrazado de socialismo democrático, intenta dar su golpe de gracia. La luz frente a las tinieblas.

2. La fuerza de la visita ha estado, primero, en la propia presencia del Papa. Es un hombre curioso. Parece fuera del mundo, en el sentido de despegue absoluto de las cosas mundanas. Creo que se somete al protocolo por humildad, pero muchos pequeños detalles hacen ver que el boato no le afecta en absoluto, ni para bien ni para mal, simplemente hace lo que debe hacer. También parece un hombre muy tierno.

3. La fuerza también ha estado en el mensaje. Es el de siempre, el de hace dos mil años. Pero es que hay mucha gente sorda. Es el mensaje contundente en el que la Teología y la Ciencia van de la mano; el ser humano lo es desde el momento de la concepción. Es, además, una cuestión de sentido común.

4. El mensaje de Benedicto XVI no ha sido exclusivo para los católicos. Ha sido la antípoda de la mayoría de otros líderes religiosos, fundamentalistas por definición. El Papa habla a todos y dice que también se agrada a Dios siguiendo la Ley Natural, que gira en torno a los pilares del respeto a la vida y de la familia natural como núcleo de nuestra naturaleza.

5. Y la reflexión final. Barcelona se ha volcado en la visita del Papa. Me ha sorprendido, porque creía que Barcelona era la Babilonia de hoy. La Meca de homosexuales, lesbianas y transexuales. La capital del anticlericalismo. El laicismo hecho ciudad. Eso nos venden los progres. Sin embargo, el pueblo no es nada de eso y ha salido a la calle a saludar al Papa.

Y me pregunto; si la visita del Papa ha mostrado el afecto de los barceloneses a su persona y a lo que representa, ¿no será que los anticlericales y laicistas serán exclusivamente los poderes que dirigen Barcelona y Cataluña? Y si es así, como lo muestra la evidencia, es también evidente que esos poderes tienen intereses opuestos a los del pueblo catalán.

No me sorprende nada de esto. Ya defendí en otro lugar de este blog que la fe no está en decadencia. Hoy podemos matizar que lo que está en decadencia son los poderes que gobiernan Cataluña. Podríamos hacer extensiva la opinión a España y a muchas sociedades occidentales. Esos poderes, a través de los medios de comunicación que dominan abrumadoramente, han creado una imagen de la realidad que en poco se parece a la realidad.

El Papa, con su presencia, ha puesto en evidencia esta situación. Y espero que haya infundido valor a las mentes libres para no dejarse arrastra por esa ficción de un materialismo que se intenta imponer a martillazos.

Hay más, pero por hoy es suficiente... Me olvidaba, el nacionalismo es tremendamente grosero.

sábado, 16 de octubre de 2010

Paseo por la playa

El otro día me fui a pasear a la playa.

Hacía un tiempo magnífico y estaba muy reciente el último temporal de levante. Entendí que era una buena ocasión para ver qué regalos había hecho el mar a la playa.

En la costa en la que vivo, el mar de levante embiste contra la costa, que está orientada de NE a SW, más o menos. Con esta configuración de la costa, este mar suele arrojar sobre la playa todo género de “cosas”, desde algas o conchas, a maderas o plásticos, aunque sólo me interesan las que fueron vivas. Me entretiene pasear, rastreando, entre eso que se llaman restos de arribazón y no me importa que a algunos de ellos les de por husmear.

Pero para mi pena y pesar, casi ni vi arena.

El último temporal de levante, no sólo no había obsequiado con nada a la playa, sino que se había llevado la arena que tres meses antes, la generalidad catalana – de ideología nacional socialista – había trasladado a esa playa para hacerla grata a los bañistas.

Dos millones de euros se gastó el nacional-socialismo catalán, para “regenerar” una playa, que unas semanas después se llevaba de nuevo el mar. Como siempre.

Los socialistas y los comunistas catalanes, coaligados en una banda de gobierno, saben que esos movimientos de arenas no sirven para nada. Que el mar se lleva las playas hechas a la fuerza, como la ducha se lleva la espuma. Pero también saben lo fáciles que son administrar las “mordidas” en las obras públicas. Y con dos millones de euros hoy no se hace una miserable obra pública,… ¡salvo mover arena!

Calculo, son cosas mías, que como poco, un 25% de esa arena ha ido a los bolsillos de aquellos fulanos.

A pesar de todo, a estas alturas, el que roben incluso la arena, ya me importa menos. Pero sí me carga que me quiten hasta las playas; ¿podéis dejar de una vez, cencerros, la arena en su sitio, y dejar que sea el mar el que decida dónde asienta una playa? Y ahí, donde el mar decida, pasearé rastreando animalillos y plantas, algunos de los que, sin duda, husmearán.

domingo, 10 de octubre de 2010

La visita del Papa a Barcelona


La próxima visita a Barcelona del papa Benedicto XVI, podrá producir efectos diversos, que están por ver. Pero uno ya lo está produciendo; el de separar la paja del grano.


El catolicismo catalán se está pronunciando. Unos, a degüello con el Papa, otros, a lo que toca, que es amarle y respetarle; amarle como hermano y respetarle como representante de Jesús.


El asunto es de lógica aplastante para un cristiano o para un brahmán. Es del más elemental sentido común. La Iglesia Católica la funda Jesús y nombra su responsable a Pedro y a sus sucesores, con las consecuencias teológicas que eso conlleva. Si uno lo cree así, es católico. Si no le cree así, es otra cosa.


Lutero no creía en el Papa, y como debía ser de buena pasta o tuvo un arrebato de honestidad, creó otra iglesia. Si se hubiera quedado en la Iglesia Católica, a marranear desde dentro, habría sido un “macho cabrío con pintas”, como dicen los castizos… bueno, lo dicen más rotundo pero lo pongo así por pudor propio.


El que crea que las mujeres deben acceder al sacerdocio y, salvando las distancias, los homosexuales y las lesbianas, que los curas se deben casar, que el Papa sobra, que la jerarquía es innecesaria,… ¿qué hace en la Iglesia Católica? ¿Por qué no se va a alguna iglesia protestante, también cristiana, donde ya se piensa así?


Mi opinión, amable lector, es que esos “católicos” son unos “machos cabríos con pintas”. Y además, unos cobardones calzonazos, porque la Iglesia Católica es la única que les permite esos excesos y de eso abusan: Porque a Benedicto XVI le llaman “dictador” y no pasa nada. Pero… ¿a que no se lo llaman, aunque sea desde un blog, a mi vecino skin del 2º 3ª? ¡Ese si es un dictador!... pero lleva botas con punteras metálicas…

viernes, 1 de octubre de 2010

Pingüinos y evolución


Acabo de leer una nota sobre cómo aprendió a nadar el pingüino. La nota empieza así:

Investigadores de la Universidad de Texas en Austin (Estados Unidos) muestran en un trabajo publicado ahora en 'Science Express', la edición digital de la revista 'Science', que las plumas fósiles de un pingüino con 35 millones de años proporcionan pistas sobre cómo estas aves evolucionaron hasta convertirse en expertos nadadores…”

Invito al lector a que pierda un poquito de tiempo, leyendo el resto. Para su comodidad, lo transcribo:

“…Los pigmentos de color de las plumas de las aves, llamados melanosomas, se descubrieron por primera vez en plumas de aves fósiles en 2008. Estos fragmentos de color son muy pequeños, una centena de melanosomas pueden encajar en un pelo humano.

Los pingüinos están muy adaptados a su ambiente acuático y frío. Los cambios en sus alas y plumas les han permitido una natación muy rápida, algo así como un 'volar' en el agua, y protegerse de un agua casi helada. Sin embargo, existen muy pocos datos que expliquen cómo evolucionaron las plumas de los pingüinos para ser útiles bajo el agua.

Los investigadores, dirigidos por Julia Clark, muestran que los melanosomas fosilizados pueden ayudar a determinar el desarrollo evolutivo de los pingüinos. En su estudio, analizaron un pingüino con 35 millones de años con las plumas muy bien conservadas descubierto en Perú. Aunque la apariencia exterior de las alas y plumas de este pingüino ancestral se parecen a las de los actuales, los científicos descubrieron que los melanosomas de las plumas eran distintos.

En concreto, el fósil de pingüino tenía melanosomas que se parecían a las células de pigmentos de muchas otras aves acuáticas pero no a las de los pingüinos actuales.

Los resultados sugieren que la forma de las plumas del antiguo pingüino evolucionó antes de los cambios microscópicos que afectan a propiedades como la fuerza y la resistencia, que podrían ayudar a explicar cómo y cuándo los pingüinos se adaptaron a la vida en el agua.

(http://www.europapress.es/sociedad/ciencia/noticia-aprendio-nadar-pinguino-20101001112136.html)

Probablemente, amable lector, no entenderá nada. No se alarme, la nota es incomprensible.

Como se verá, el artículo, que trata de aportar un dato a la teoría de la evolución - en este caso concreto de los pingüinos - parte de la base no demostrada (pues precisamente pretende aportar datos para demostrarla) de que los pingüinos son fruto de la evolución.

Además, todo el estudio y su contundente conclusión, se basa en los datos proporcionados por un único ejemplar fósil de pingüino, cuya edad se cifra en “35 millones de años”.

Por último, la conclusión es incomprensible; ¿qué tienen que ver unos pigmentos con “propiedades como la fuerza y la resistencia”? ¿qué demuestra – en lo que se refiere a la evolución – que un pingüino ancestral tuviera un pigmento que los pingüinos actuales no tienen? ¿qué tiene que ver el pigmento con la natación?

La revista Science, es una de las más prestigiosas del mundo en su tema.

Podría achacarse el galimatías a la traducción,.. si no fuera porque en la teoría de la evolución todo es eso; falta de datos, dar por supuesto lo que se pretende demostrar y, sobre todo, conclusiones disparatadas a partir de exposiciones más o menos complejas sobre datos puntuales e inconexos.

Hoy son los pingüinos. Mañana, el enésimo "descubrimiento" del "eslabón perdido" en la evolución del hombre.... Así se va construyendo la teoría de la evolución.

martes, 28 de septiembre de 2010

La izquierda y los niños


Día previo de huelga general y día de coacciones sindicales. Al más puro estilo mafioso los piquetes "aconsejan" a la gente que no vaya a trabajar. No se libran ni los niños. CCOO ha advertido en Canarias que corren "grave riesgo" si van a clase.”
http://www.libertaddigital.com/economia/ccoo-a-los-trabajadores-de-barajas-no-pongais-en-peligro-vuestra-integridad-fisica-1276402953/

No me faltan temas para escribir; me faltan tiempo y ánimos. Sobre todo ánimos.

Pero hay cosas que claman al cielo. ¿Qué tiene la izquierda contra los niños?... los mata antes de nacer y a los que sobreviven, los utiliza para sus espurios intereses. Y cuando no se doblegan a esos intereses, los amenaza o los asesina, como justifica el comunista Carrillo, por algunos conocido como el sanguinario y por otros como el genocida.

Ya sabes, niño. Si quieres aprender, eso que se llama izquierda te perseguirá y te hará daño. Lo único que quieren que aprendas, desde tu más tierna infancia, es sexo… y para aprender eso, saben que no importa que faltes un día a clase.

lunes, 6 de septiembre de 2010

Dios y Stephen Hawking


Leo en la página web de Antena3, la siguiente noticia:

“Stephen Hawking descarta la existencia de Dios como creador del Universo”

El titular no me ha sorprendido, pero me ha fastidiado porque he sentido la obligación moral de escribir unas líneas al respecto, y me da pereza volver sobre el tema tan evidente pero manido, de la existencia de Dios.

Parece ser que el pobre Hawking se pasa ahora al bando de los ateos, después de haber reconocido en una reciente obra que Dios tenía su lugar en la creación del universo.

Y para colmo, cita la teoría del Big Bang como la causante del desplazamiento de Dios de la astrofísica; Dios ya no es necesario para justificar el origen del universo. Digo “para colmo”, pues esa teoría fue elaborada por un cura (Lemaïtre, el de la foto de arriba). De hecho, los curas forman legión entre los astrofísicos más notables de la historia de esa ciencia. Y el Vaticano al frente de ellos. Ya he hablado de ello en este blog, en más de una ocasión (la última el miércoles 2 de junio de 2010, “El universo y Dios”)
.

Además, cita a Darwin como el que desplazó a Dios de las ciencias de la vida. Darwin era creyente y su teoría de la evolución - para mí errónea en los términos que se manejan hoy - no es incompatible con la existencia de Dios, como ha declarado sin ambages la jerarquía católica.

Ni la existencia de otros universos, ni de otras formas de vida, inteligentes o no,… son incompatibles con la existencia de Dios, no ya de Dios como principio Creador en abstracto, sino con la identificación de ese Dios con el Dios cristiano en los términos que Jesús de Nazaret anuncia en el Nuevo Testamento. Cualquier lector inquieto, puede encontrar numerosas referencias de científicos católicos a esos asuntos.

Espero a leer las palabras de Stephen Hawking pues no es ya una cuestión de que chochee, sino que lo que aquí le ponen en boca son verdaderos disparates que violentan datos elementales de la historia de la ciencia.

Hawking puede pensar lo que le de la gana, ¡faltaría más!, pero no es de recibo que intente hacernos comulgar con ruedas de molino, tal como pretende la noticia que comento.

Insisto. Debemos esperar a leer sus palabras para ver si de verdad chochea, o es de nuevo una embestida de los medios de comunicación.

De verdad que es empalagoso tener que poner en evidencia, tantas veces, las mismas cosas.

domingo, 29 de agosto de 2010

La Virgen de Vallbona, la Iglesia Católica y la sociedad; una pincelada de realidad


Pel pa abundós de xics i grans
i per llevar bon fruit la dona:
Santa Maria de Vallbona,
deu-nos la pluja i bons infants!...

Goigs en lloança de Santa Maria de Vallbona

(Para el pan abundante de pequeños y grandes
y para llevar buen fruto la mujer:
Santa María de Vallbona,
dadnos la lluvia y buenos niños!...

Gozos en alabanza de Santa María de Vallbona)


Hace unos días visité el Monasterio de Santa María de Vallbona, situado en la actual Vallbona de les Monjes (Vallbona de las Monjas), un monasterio cisterciense habitado ininterrumpidamente desde su fundación, hace ochocientos años.

No es frecuente encontrar lugares en los que ha habido la misma actividad desde su creación remota. Así, a bote pronto, recuerdo dos granjas habitadas sin interrupción desde la época romana, una en Montserrat y otra en Tiana, ambas en la provincia de Barcelona (España).

Pero no voy a enredarme a hablar del Monasterio de Santa María de Vallbona, pues el lector encontrará en internet noticia de este Monasterio, aunque sí me va a servir de justificación para tratar de otros asuntos relacionados.

Como siempre que visito un lugar que me interesa, arquitectónico o natural, aprovecho para adquirir alguna guía documentada del lugar. No siempre es fácil encontrar algo decente que llevarse a los ojos.

En esta ocasión adquirí “El Monestir de Santa Maria de Vallbona. Història, Monaquisme i Art” (Pagès editors. Lleida, 2010. ISBN: 978-84-9779-905-8), de Josep Maria Sans i Travé, historiador conocido y reputado en Cataluña, y probablemente en muchos más lugares, aunque no estoy en ello. El libro está, sin duda, subvencionado y con mucha probabilidad, escrito por un negro. Esto último es una opinión sin fundamento.

El prólogo de la obra es de Carod-Rovira, impresentable nacionalista de un partido separatista catalán, a pesar de que el fulano, hijo de un número de la Benemérita (la Guardia Civil, reputada internacionalmente, posee una gloriosa y sacrificada historia militar), es aragonés y para pasar por catalán ha debido mimetizar su nombre y ocultar su primer apellido. Carod es un influyente miembro del gobierno autónomo de Cataluña.

Entre los méritos de Carod relacionados con la cultura, destacan la compra de una lanza a un jíbaro, por un millón de euros (de dinero público, aunque al parecer conserva la lanza en su casa), y la torpe mofa de la crucifixión de Jesús, en un viaje oficial a Tierra Santa. Ese es el animalito.

Naturalmente el tal Carod, no habrá escrito el prólogo. Quizás ni tan siquiera lo habrá leído, pues no tengo constancia de que sepa leer (leer con comprensión del texto, no juntar palabras). Es sólo una impresión. Con la opinión que tengo del referido, debe reconocer el lector que la obra debía tener muy buena pinta para que, a pesar de todo, la adquiriera.

Volviendo al autor, señala la solapa del libro que, entre otros méritos, es el director del Archivo Nacional de Cataluña, una institución catalanista de la cuerda del tal Carod-Rovira. Las actuaciones del actual gobierno catalán en relación a la religión son de una animosidad escandalosa.

No parece que autor, editor y prologuista del libro, sean gente de Misa.

Con todo, la obra es interesante si salvamos las licencias nacionalistas y algunas referencias extrañas, que dan toques de leyenda al texto y le restan autoridad. Valga de ejemplo la cita; “… el rei Alfons I de Catalunya i Aragó concedia l’any 1174 al grup de religioses...” (p. 23). Cataluña nunca ha sido un reino y el rey Alfonso I, rey de Aragón y de Pamplona, reinó entre 1104 y 1134. Alfonso II, rey de Aragón, conde de Barcelona y conde de Provenza, reinó entre 1162 y 1196. Como nota menor, cabe señalar que un “grup de religioses” (“grupo de religiosas”) tiene un nombre, que es el de “comunidad”, “comunitat” en catalán. En fin, sin comentarios.

Y con este largo prólogo, hemos llegado a lo que quería tratar.

Se nos inunda desde los medios de comunicación con la idea de que la Iglesia ha sido una especie de parásito de la sociedad, que utiliza al pueblo llano para sus intereses económicos. Ya he tratado de esa propaganda en este blog.

Pero la Historia dice otra cosa. Dice exactamente lo contrario. Por eso se ponen trabas a aquella asignatura y se fomenta tanto la incultura. Y que mejor para defender mis argumentos, que citar la opinión de un historiador reputado en su entorno, que escribe con el respaldo de un gobierno hostil a la Iglesia Católica y desde una tribuna financiada por ese gobierno. Ese autor y esa tribuna son el libro que comento. Veamos algunas citas:

“… Al cap d’un any d’haver adquirit el castell i lloc de Preixana… la prelada atorgava als seus habitants una carta de franquicia que els exoneraba dels consuetudinaris mals usos d’intestia, eixorquia i cugucia, al mateix temps que els concedia plena llibertat de disposició dels seus béns i diverses garanties juridicoprocessals…” (“Al cabo de un año de haber adquirido el castillo y lugar de Preixana… la prelada otorgaba a sus habitantes una carta de franquicia que les exoneraba de los malos usos consuetudinarios de intesta, exorchia y cugucia, al mismo tiempo que les concedía plena libertad de disposición de sus bienes y diversas garantías jurídico procesales”) (pp. 52-53).

“…Quan les circunstàncies ho exigien,… les religioses no dubtaven a rehuir els censos que tributaven els seus vassalls per adaptar-los mes a les seves produccions i possibilitats…” (“…Cuando las circunstancias lo exigían,… las religiosas no dudaban en reducir los censos a sus vasallos para ajustarlos más a sus producciones y posibilidades…”) (p. 53).

“…Per afavorir els seus vassalls, les monjes no dubtaren, si era el cas, a pledejar amb els nobles de la contrada en defensa dels que consideraven els seus drets…” (“…Para favorecer a sus vasallos, las monjas no dudaban, si era necesario, en pleitear con los nobles de la comarca en defensa de los que consideraban eran sus derechos…” (p. 53).

El monestir, per la seva banda, es preocupà de fomentar el progrès de la poblaciò que s’anava forjant al seu redós i prengé les mesures oportunes per a la prosperitat dels seus habitants. Una de les més importants l’adoptà l’abadesa Estefania de Piquer , que el 1573 concedí llicència per a la constitució de municipi amb la participació dels habitants del lloc,…” (“El monasterio, por su lado, se preocupó de fomentar el progreso de la población que se iba formando a su alrededor y tomó las medidas oportunas para la prosperidad de sus habitantes. Una de las más importantes la adoptó la abadesa Estefanía de Piquer, que en 1573 concedió licencia para la constitución de municipio con la participación de los habitantes del lugar,…”) (p. 71).

“…Des de la instal•lació de laics al costat del cenobi, les monjes els donaren una part de l’aigua que procedia de una mina… La concessió d’aquesta aigua als pobladors era gratuïta i a precari, fruit de la benevolència del monestir, sensa cap acord per escrit…” (“…Desde la instalación de laicos junto al cenobio, las monjas les dieron una parte del agua que procedía de una mina [hoy sigue manando y se comercializa como “Agua de Rocallaura]… La concesión de esta agua a los pobladores era gratuita y a precario, fruto de la benevolencia del monasterio, sin ningún acuerdo por escrito…”) (pp. 71 y 72).

Esta importante labor social, que ni por asomo alcanzan los gobiernos socialistas actuales, la podían realizar las monjas gracias al soporte incondicional de la jerarquía de la Iglesia, incluida la Santa Sede. Si nos situamos en la época, podemos entender que este comportamiento debía ser extraño para una sociedad encorsetada y egoísta y debería despertar muchos recelos y animadversiones hacia la Iglesia Católica, que en muchas ocasiones se mostraba al lado del vasallo y, en consecuencia y en cierto modo, frente al señor feudal.

Por el contrario, cuando la lejanía al Monasterio u otras circunstancias hacían que fuera difícil para las monjas controlar sus intereses, algunos de los arrendados les engañaban en las cuentas, hasta el punto de que una de las grandes crisis del Monasterio fue a causa, entre otras, de ese fraude continuado.

Esto no fue una excepción. La Iglesia gestionaba con celo las donaciones que recibía, pero pesaban más la caridad y la buena fe, que el criterio empresarial o la picardía política, aspectos estos últimos que, al fin y al cabo, no forman parte del ideario de la Iglesia.

Esta es la Historia. Lo demás son historias. Naturalmente la Iglesia Católica ha padecido muchos momentos negros puesto que está integrada por hombres, con sus limitaciones y miserias. Pero una cosa es una trayectoria honorable, con flecos turbios, y la otra lo que se nos quiere vender, de una historia de cinismo.

Dejo para más adelante, otra reflexión inspirada en la visita al Monasterio de Santa María de Vallbona. Hoy se ha hecho ya muy tarde.

Foto: Santa María de Vallbona, venerada bajo la advocación de la Virgen del Claustro. Restauración. Talla en piedra de la zona, supuestamente del s. XIII. Monasterio de Santa María de Vallbona, agosto de 2010.

sábado, 28 de agosto de 2010

Feliz aniversario


Hace unos días, recordaba a los lectores de este blog, que hoy se celebraban los “…doscientos años del nacimiento del gran pensador Jaime Balmes (1810-1848)” (lunes 26 de julio de 2010 “Jaime Balmes Urpiá”).

Leo en http://www.germinansgerminabit.org/, un magnífico artículo titulado “Balmes, el príncipe de la Apologética moderna, olvidado por los suyos (28/08/2010). No está hecha la miel para la boca del asno”, del que el título es suficientemente significativo.

Efectivamente, a ninguno de los que se declaran católicos “practicantes” que conozco - muchos militantes de organizaciones “fetén” - le he oído jamás pronunciar ese nombre, Balmes, si no es para referirse al callejero. Por descontado, imagino que no habrán leído nada suyo.

Sin embargo a buenos católicos, a esos a los que no les hace falta decir que son católicos “practicantes”, porque se ve en sus actos que son católicos, sí les he oído comentar a ese autor.

Es una pena que tantos católicos vayan por su cuenta o que confundan la doctrina con la beatería. Se confunden y confunden.

A veces sugiero a los sacerdotes que conozco, que prediquen en sus homilías la recomendación de que los domingos, además de asistir a la Santa Misa, se dedique una hora a leer las enseñanzas de los Papas, textos de Santos o escritos de autores católicos. Como respuesta, me dicen que con lo que cuesta que los católicos vayan a Misa, sólo faltaba agobiarles pidiéndoles que se instruyan.

sábado, 7 de agosto de 2010

Curas pederastas


Quiero aportar mi grano de arena en la denuncia de esta plaga de la pederastia en el sacerdocio católico, contando un caso vivido a través de un protagonista.

Mi caso es, además de paradigmático, muy objetivo, pues ocurrió en la España católica de Franco y me lo ha contado una persona implicada, que no practica la fe católica.

No se puede pedir más objetividad. Seré breve.

Son los años cuarenta, en la posguerra civil española, y ocurre en mi pueblo. La Diputación Provincial da 250.000 pesetas de entonces, un dineral, para la mejora de las infraestructuras del pueblo.

El consistorio decide que dos caciques del pueblo, que saben de números, administren el dinero.

Los caciques deciden que lo que necesita el pueblo es que el dinero se destine a construir unas piscinas, entonces majestuosas, para ellos. Los caciques se construyen sus piscinas.

El pueblo calla por miedo. Es la posguerra y nadie se atreve a protestar por semejante abuso. ¿Nadie? No, hay alguien que sí se atreve; el cura del pueblo.

El cura del pueblo se mueve entre las autoridades para atajar semejante atropello. Da la tabarra para detener el uso del dinero en una inversión en interés de los caciques y destinarla a una inversión en interés de todo el pueblo.

Pero de repente, se descubre algo terrible; el cura es maricón. Si, maricón, que es cómo se llamaba a los homosexuales antes. Tres jóvenes lo denuncian como autor de tocamientos y otros excesos.

Ante semejante vergüenza, el obispado aleja al cura de mi pueblo y lo destina a otro lugar en el que no puede manosear menores.

Las piscinas se acaban. Y como mi pueblo es muy pueblo, al muy poco todos saben que los caciques han pagado a los tres jóvenes para deshacerse del cura incordiante.España católica, caciques católicos, jóvenes católicos. En esa época, todos eran católicos. Y el único realmente católico, y honrado, y responsable, el cura de mi pueblo,… acusado de maricón en un tiempo en el que la homosexualidad era denigrante.

Una honra destrozada. Pero como mi pueblo es muy pueblo, todos sabían que su cura no era maricón, ¡ni mucho menos! Pero callaron por miedo.

Este es el fondo de la historia de los curas pederastas. ¿No los hay? ¡Sin duda los habrá!, pero no te quepa duda, lector, de que hay más maldad y mentira en esas acusaciones, que verdad.

viernes, 6 de agosto de 2010

Dignidad y publicidad


¡Estoy hasta las narices! Es un dicho popular español, que quiere expresar cuando uno esta harto de aguantar alguna cosa.

Yo estoy hasta las narices de cómo los gestores de medios en España, administran la publicidad.

No soy una buena referencia como televidente. Desde que la televisión incorporó el color, sustituyó la creatividad por el brillo, y dejó de interesarme. Hace años que veo muy poco la “tele”. La radio la dejé de escuchar cuando la COPE se hundió y a internet entro para cosas como la que estoy haciendo. Y muy poco.

Pero hace ya tiempo que el exceso de publicidad me fue alejando de los últimos jirones de televisión que entraban en casa. No puede ser que estés viendo un documental o una película y, tras un intermedio de un cuarto de hora, o más, ya no recuerdes qué estabas viendo. Prefiero alquilar la película. Desde luego, no me compensa un canal de pago pues el pagar no baja mi listón de exigencia, ni me da más tiempo para ver la televisión.

Huelgan las palabras. Quien vea bien esa forma de insertar la publicidad en las programaciones, creo que tiene un problema de identidad.

Como detalle positivo, la televisión estatal ya nos da la basura sin publicidad, con alguna excepción cinematográfica, que veo, si puedo… ¡gracias tirano!

Ser huérfano de televisión no me ha importado. Era una madrastra imprevisible.

Pero el otro día entré, como hago a menudo, en ese blog de éxito que con tanta crudeza nos habla de la Iglesia Católica desde el púlpito de una torre, y me encontré con una publicidad agresiva que me oculta la lectura y me regatea si la intento eludir. El anuncio me tomó el pelo un rato y me fui.

¿Es posible que desde una página católica, como es la de Intereconomía, se ningunee de esta forma al semejante? ¿Es más importante la publicidad de unos calzoncillos que el informar al prójimo de cómo andan las cosas de casa?

¿Qué de algo ha de vivir Intereconomía? ¡Pues claro! Ha de vivir de la publicidad, pero la publicidad no ha de estar por encima de la dignidad de sus lectores… ¿o cree Intereconomía que sus lectores no tienen dignidad? No hay que olvidar que el favor no lo hace el medio al cliente, sino el cliente al medio. Sólo en El Corte Inglés, hasta el empleado más precario te trata como si te hiciera un favor atendiéndote, como si por ser empleado se le hubiera pegado algo de la genialidad del dueño. ¿Va Intereconomía por ese camino?

He entrado tres días consecutivos en la página de referencia, y una vez verificado que no fue un pronto, sino que es un modo de entender la manera de ganar dinero, que es la misma manera de todos, cristianos o paganos, he decidido no volver a entrar en esa página hasta que lo pueda hacer sin intentar regatear un anuncio que me puede, siempre.

¿Cuál va a ser el efecto de esta rebeldía? Ninguno apreciable, pues de mis pocos lectores dudo que alguno se ponga a la sombra de la cigüeña, a leer las vicisitudes de la paciente Iglesia Católica.

Pero para mí, es un paso más en mi progreso para ser persona. Renuncio, por dignidad, a una página escrita por una persona creo buena y lista y que me interesaba y distraía.

Me queda la página del Vaticano y el foro de aficionados a los caracoles y babosas. Dos ámbitos dispares, pero entrañables.

jueves, 5 de agosto de 2010

Bienvenida en España a Benedicto XVI


Me preguntan por qué doy la bienvenida a Benedicto XVI, qué tiene eso que ver con el sentido común (ver el día 16 de julio de 2010, viernes).

Es una pregunta tonta o malintencionada, pues la respuesta es evidente.

Benedicto XVI es un jefe de estado; de un estado sin policía y con un ejército de un centenar de personas, vestidas con un divertido uniforme, inspirado por Miguel Ángel. El Estado Vaticano es contrario a la pena de muerte, a la violencia, a la opresión de los débiles, al enriquecimiento ilícito. Lucha contra el racismo, contra los abusos a los niños, contra la destrucción de la naturaleza,…

En fin, el Estado Vaticano es lo que los “progres”, los “hippies”, los sindicatos, y el gobierno español en pleno, llamarían una utopía de estado.

Y sin embargo, faltando a la más elemental coherencia, toda esa gente está fastidiada por la venida del jefe de ese Estado.

Por eso, desde aquí, le doy la bienvenida. ¿No es una cuestión de sentido común?

Por cierto, Benedicto XVI es también el líder espiritual de la fe más extendida y coherente de nuestro planeta. ¡Qué menos que un “bienvenido” para preparar su visita!

También es una cuestión de educación.

martes, 3 de agosto de 2010

Los toros


Después de escribir sobre los nacionalismos en España en el tono que lo hice (“Cataluña y su estatuto”, lunes 5 de julio de 2010; “España y sus nacionalismos”, miércoles 28 de julio de 2010; “La represión nacional socialista catalana”, martes, 3 de agosto de 2010) y, ahora, dar mi opinión respecto a la fiesta nacional de los toros, el lector superficial se hará una impresión equivocada de mi postura al respecto. El lector puede ser como quiera, pero si admite mi opinión, le sugeriría que no leyera con superficialidad.

Siempre me planteé lo fastidiado que para mí era ser ciudadano de una Nación, en la que la bebida nacional era el vino y la fiesta nacional, la de los toros.

Soy abstemio total, porque no me gusta el alcohol y, además, me sienta mal. Creo, con fundamento, que el alcohol es una droga y que aunque el vino y la cerveza son bebidas propias de la magnífica cultura mediterránea, toda la basura alcohólica que se encuentra hoy en las tiendas de comestibles, nada tiene que ver con nuestra cultura, ni los que las beben son personas educadas en la cultura mediterránea. No se puede dar alcohol a inconscientes.

Con los toros pasa igual. Los toros tienen una raíz histórica en la cultura mediterránea y la especie se mantiene gracias a la fiesta de los toros. Pero el tiempo pasa y hay una cosa que se llama sensibilidad, que nos hace ver a la muerte en otros términos que en la Edad Media o que en la Creta de antes de JC.

No me refiero sólo a la muerte del toro, que es lamentable, sino al riesgo inútil en que coloca su vida el torero. Huelgan las palabras al respecto.

El sentido común nos dice que la fiesta de los toros es algo anacrónico, cruel y peligroso.

La Iglesia Católica no podía ser ajena a esta situación. Y opinó hace ya cuatrocientos años… ¡para que luego saquen pecho esos ecologistas panfletarios!:

“…La Iglesia en otros tiempos se pronunció, aunque sin mucho éxito, sobre la moralidad de estos espectáculos.

Las primeras prohibiciones fueron las de los Papas. La cosa empezó allá por el siglo XVI, cuando una bula de San Pío V, dictada en 1567 excomulgaba automáticamente a todo el que acudiera a un espectáculo de toros. Felipe II no la acató. Gregorio XIII que sucedió al Papa santo, en su bula excluye de la máxima sanción a los legos. Sixto V en 1586 renueva la prohibición de San Pío V, pero el Monarca español, insistiendo en la popularidad de la fiesta y alegando posibles sublevaciones, hace que la norma no se aplique…

…Con todo, sé que esta cuestión es tratada a menudo más desde la pasión que desde la razón. Algo semejante cuando se plantea, por poner un ejemplo, la moralidad del fumar. En conclusión: Las corridas serían tolerables siempre que se minimicen hasta lo razonable los peligros para el torero y también los sufrimientos para el animal.” (Dr. Joan A. Mateo, sacerdote de la Diócesis de Urgell en http://infocatolica.com/blog/conversando.php/1006071233-animalismo-amor-desproporcion)

He repasado el Código de Derecho Canónico y no he sabido ver que las excomuniones prescriban por el tiempo. No entiendo qué duda le puede surgir al católico sobre el asunto de la fiesta nacional.

Pero para los más despistados, el Catecismo de la Iglesia Católica deja muy clara la cuestión:

2258 La vida humana es sagrada, porque desde su inicio es fruto de la acción creadora de Dios y permanece siempre en una especial relación con el Creador, su único fin. Sólo Dios es Señor de la vida desde su comienzo hasta su término; nadie, en ninguna circunstancia, puede atribuirse el derecho de matar de modo directo a un ser humano inocente’ (CDF, instr. "Donum vitae" intr. 5).

2269 El quinto mandamiento prohíbe hacer algo con intención de provocar indirectamente la muerte de una persona. La ley moral prohíbe exponer a alguien sin razón grave a un riesgo mortal, así como negar la asistencia a una persona en peligro…

2280 Cada cual es responsable de su vida delante de Dios que se la ha dado. El sigue siendo su soberano Dueño. Nosotros estamos obligados a recibirla con gratitud y a conservarla para su honor y para la salvación de nuestras almas. Somos administradores y no propietarios de la vida que Dios nos ha confiado. No disponemos de ella.” (Artículo 5. El Quinto Mandamiento).

Diáfano, ¿no?

Esto por lo que respecta al hombre. En lo que al toro se refiere, podemos leer:

2415 El séptimo mandamiento exige el respeto de la integridad de la creación. Los animales, como las plantas y los seres inanimados, están naturalmente destinados al bien común de la humanidad pasada, presente y futura (cf Gn 1, 28-31). El uso de los recursos minerales, vegetales y animales del universo no puede ser separado del respeto a las exigencias morales. El dominio concedido por el Creador al hombre sobre los seres inanimados y los seres vivos no es absoluto; está regulado por el cuidado de la calidad de la vida del prójimo incluyendo la de las generaciones venideras; exige un respeto religioso de la integridad de la creación (cf CA 37-38).

2416 Los animales son criaturas de Dios, que los rodea de su solicitud providencial (cf Mt 6, 16). Por su simple existencia, lo bendicen y le dan gloria (cf Dn 3, 57-58). También los hombres les deben aprecio. Recuérdese con qué delicadeza trataban a los animales san Francisco de Asís o san Felipe Neri.

2417 Dios confió los animales a la administración del que fue creado por él a su imagen (cf Gn 2, 19-20; 9, 1-4). Por tanto, es legítimo servirse de los animales para el alimento y la confección de vestidos. Se los puede domesticar para que ayuden al hombre en sus trabajos y en sus ocios. Los experimentos médicos y científicos en animales, si se mantienen en límites razonables, son prácticas moralmente aceptables, pues contribuyen a cuidar o salvar vidas humanas.

2418 Es contrario a la dignidad humana hacer sufrir inútilmente a los animales y sacrificar sin necesidad sus vidas. Es también indigno invertir en ellos sumas que deberían remediar más bien la miseria de los hombres. Se puede amar a los animales; pero no se puede desviar hacia ellos el afecto debido únicamente a los seres humanos.” (Artículo 7. El Séptimo Mandamiento).

No podemos pedir más claridad doctrinal.

¿Qué escandaliza el hecho de que los nacionalistas catalanes hayan prohibido las corridas de toros en su territorio? A una persona sensata o a un católico, nada puede escandalizar esa medida, salvo por su cinismo.

Los nacionalistas catalanes, como el resto de partidos parlamentarios, aprobaron en su día la legalización del aborto y luego su ampliación. ¿No es de un cinismo cruel esa payasada de prohibir las corridas de toros, cuando se está practicando un genocidio de seres humanos?

Y en un tono menor, ¿no hay decenas de fiestas catalanas, en las que se despanzurran cabras, gallinas,… y se maltrata a toros? ¿Por qué esas sí, y los toros nos?

El fin no justifica los medios. Aunque el fin sea la independencia, un gran fin para los independentistas, eso no justifica usar la demagogia y la mentira para alcanzarlo. ¿Pero qué podemos esperar de los que Dña. Florinda, la madre de Quico, el amigo del Chavo del 8, llamaría “chusma, chusma, chusma”?

No hay que esperar coherencia en los políticos españoles, incluidos los nacionalistas. Pero esta polémica ha servido, al menos, para que quien quiera ver la evidencia, se percate de que ecologistas, animalistas, vegetarianos y demás barullo, no hacen más que mantener un discurso fragmentado y sin base, que se puede encontrar argumentado y coherente en la Enseñanza de la Iglesia Católica.

¿Para qué recurrir a sucedáneos, cuando el original está tan a mano?

La represión nacional socialista catalana


Un lector, de la “derecha moderada”, me dice que el nacionalismo catalán no es de la índole que pretendo. Acaba de leerse mi anterior escrito “España y sus nacionalismos” (miércoles 28 de julio de 2010).

¡Qué pena la moderación suicida de alguna derecha española!

No tengo que hacer ningún esfuerzo para mostrar la catadura del nacionalismo catalán.

Anoche oí dos noticias que no tienen desperdicio (escribo esto el 29 de julio); la Generalidad de Cataluña (gobierno autónomo de esta provincia española) quiere sancionar a todos los taxistas que mostraron la bandera española cuando la final del mundial de fútbol, final que, como el lector sabe, ganó la selección española (victoria que me traería al fresco, sino fuera por lo que ha fastidiado a la oligarquía mandamás de Cataluña).

La otra noticia es que la misma Generalidad catalana, ¡quiere prohibir en Cataluña la venta de muñecas ataviadas con trajes de flamenca, así como muñecos de toros!

Semejante represión, inédita en un país civilizado, ¡y todavía no han logrado la independencia!

Ambas medidas son delirantes, de una represión inaudita y se suman a otras muchas del mismo cariz… ¿se imaginan que harían los nacionalistas si obtuvieran la independencia? Si no se lo imaginan, repasan la historia reciente de España y de Alemania.

El presidente de la Generalidad catalana, es andaluz y a duras penas logró acabar el bachillerato, si lo acabó.

El presidente del parlamento catalán, era barrendero.

Que yo conozca de primera mano, me viene a la memoria un dirigente independentista que oculta su apellido español y carece de estudios; otro que es titular de un título universitario superior, amañado en la secretaría de la facultad correspondiente, pues no pudo superar los cursos; otro que fracasó en sus estudios y gracias a su docilidad, ocupa su cargo actual en el que espabila los presupuestos “a la catalana”…

El comentario se extendería demasiado, sólo con lo que conozco de primera mano.

En una polémica, con público, con un militante independentista, le pregunté; “Con los que no se doblen a vuestras exigencias, ¡no los meteréis en un campo de concentración, como a los judíos en Alemania!” “¡Claro que sí!” fue su respuesta tajante. Él era idiota, pero eso lo tenía claro, probablemente por habérselo oído a sus jefes. Al fin y al cabo, esa es la pauta del totalitarismo: un indocumentado criminal, que manda y un idiota que obedece.

miércoles, 28 de julio de 2010

España y sus nacionalismos


Los racistas definían “nación” – lo seguirán haciendo -, como “una etnia políticamente organizada”.

Puede buscar el lector lo de “etnia” en el diccionario.

Con esta definición, mal puede Cataluña, llamarse nación. La población catalana es una mezcla tal, que de ninguna manera podría llamarse etnia. Lo del idioma es un argumento tan inconsistente, que da risa. Sólo hay que asomarse al escaparate del origen racial de los dirigentes nacionalistas catalanes, para ver que lo de “nación catalana” es una patochada populista, que sólo puede arrastrar a otro rebaño mestizo. Para colmo, sólo la mitad mal contada de ese rebaño habla una jerga que sólo los más generosos llamarían catalán.

No se puede decir lo mismo de los vascos o incluso de los gallegos. Probablemente ellos sí tienen una base para llamarse “nación”. No lo sé, sólo me lo malicio.

Decía José Antonio Primo de Rivera, sí, el fundador de la Falange Española, esa cosa que no se puede nombrar, que prefería una “España roja” a una “España rota”.

No estoy de acuerdo. Cualquier cosa antes que una España regida por unas leyes antinaturales dictadas por el odio.

No me escandalizan los independentistas, salvo por su estupidez. Si fuera vasco preferiría una “nación vasca”, regida por la ley natural, que unas vascongadas formando parte de una sociedad degenerada. Creo que Sabino Arana decía eso, pero a lo bestia y sin criterio.

Lo mismo si fuera gallego, o catalán, si todavía lo genuino catalán tuviera presencia en la sociedad catalana actual.

Prefiero una sociedad independizada, sin aborto, sin matrimonios homosexuales, con justicia libre, con policía no politizada, con un ejército no mercenario, con respeto al inmigrante pero sin concesiones enfermizas, con justicia social, con la familia como base de la estructura social, con respecto a la ancianidad, en fin, con la ley natural como criterio,… que una España unida, en la basura.

Pero es que hoy los nacionalismos, en España, son desperdicios que se han salido del cubo de basura. Y para eso, ya está bien la España una... caballo grande, ande o no ande.

Y es que aquí, hasta el racismo ha de ser una farsa, un saca perras.

Paciencia.

lunes, 26 de julio de 2010

Jaime Balmes Urpià

El próximo día 28 de agosto se cumplirán, D. v., doscientos años del nacimiento del gran pensador Jaime Balmes (1810-1848).

Balmes fue un sacerdote de mente inspirada, que escribió cosas profundas con un lenguaje perfectamente accesible a cualquier persona. Balmes mostró en sus escritos cómo se puede interpretar lo cotidiano, sin necesidad de poseer profundos conocimientos de Filosofía.

Una de sus obras más conocidas es “El Criterio”, librito de lectura deliciosa, que ofrece la interpretación del mundo, desde la sencilla perspectiva del sentido común.

Jaime Balmes fue un amigo de mis años de juventud; concretamente “El Criterio”, estuvo y está siempre a mano, en una sencilla edición que heredé de mi padre, y él del suyo, mi abuelo.

Este blog, a una abismal distancia de la inspirada pluma del maestro, intenta también llegar al fondo de lo cotidiano, desde la luz del sentido común.

No podía dejar de recordar tal efeméride, en una sociedad en la que el sentido común ha sido apisonado por la esquizofrenia del comportamiento.

Como epílogo, sólo indicar que probablemente la biblioteca más documentada del mundo sobre el pensamiento balmesiano, sea la del Seminario Conciliar de Barcelona (España).

viernes, 16 de julio de 2010

lunes, 5 de julio de 2010

Cataluña y su estatuto


El parto de los montes. Eso ha sido la sentencia sobre la constitucionalidad del estatuto autonómico de Cataluña.

¿Sorpresa? Hay a quien le sorprende, constantemente, que el semáforo cambie del rojo al verde, pasando por el amarillo. Pero es que los hay con problemas de fondo.

En una España con la Justicia corrupta, ¿se podía esperar que un acto de los tribunales de justicia del más alto nivel, no estuviera contaminado por la corrupción?... ¡si es de allí de donde emana la corrupción!

Me da lo mismo lo que diga esa sentencia. En el mejor de los casos sería un acto de justicia en Sodoma; intrascendente para la comunidad, vital para el protagonista. Pero no es el caso. Aquí ya sabemos quienes son los protagonistas y lo que se puede esperar de su honra.

La sentencia del estatuto de Cataluña es un paso más hacia esa entelequia utópica que creen los masones van a conseguir en Cataluña; una sociedad libre, sin Dios, de justicia infinita, de solidaridad y de igualdad. Eso sí, naturalmente, una Cataluña ideal gobernada por una pequeña oligarquía de venerables, nuevos ricos de la oligarquía política y empresarial, que son los que saben lo que le conviene al pueblo. Venerables maestros apuntalados por una policía eficaz, que quite de en medio a quien pretenda alterar ese orden perfecto de paz y de armonía.

De hecho, Cataluña ya funcionaba así, pero faltaba la impunidad total para esa oligarquía visionaria. Ya había impunidad, pero no era total... todavía tenían que recurrir a falsificar facturas y a dar las mordidas en maletines.

Ahora, casi todo está consumado, pero falta un detalle: La sentencia del tribunal constitucional (en minúscula, que es lo que se merece) no aprueba la creación de una justicia exclusiva catalana, el requisito que queda para la impunidad total. Pero es cuestión de tiempo; en cuanto las logias alcancen un acuerdo en sus disputas internas, la utopía catalana será un hecho. El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez, ya ha advertido que solucionará ese detalle enseguida; “Misión cumplida”, ha dicho a continuación dirigiéndose a las cámaras. Yo he entendido, que con esa frasecita de opereta, ha querido dar cuenta de su faena a su amo. Creo que le ha faltado añadir; “¿lo he hecho bien?”

Usted, lector, me dirá ¿no son los fines de paz y armonía unos fines ideales? Pues así, grosso modo, sí, pero ¿la oligarquía que gestionará esa paz, es la tutela ideal?; ignorar lo que el sentido común y la ley natural nos dicta, ¿es una forma de vida deseable?; y, sobre todo, ¿es mejor la paz que la libertad?

La historia conoce bien ese socialismo utópico, masónico, demagógico y alienante; siempre ha sido un fracaso, casi siempre un fracaso sangriento que han pagado los inocentes. El socialismo, en todas sus variantes incluida el socialismo nacionalista, ha sido la ideología que más crímenes ha contabilizado en la historia de la humanidad. Es la triste evidencia de esa macabra ideología totalitaria e inmoral, que ahora acomoda, por fin, sus posaderas en Cataluña.

Una ley que despenaliza el asesinato

Hoy se cumple la consumación del mandato socialista para deshumanizar España y convertir a sus ciudadanos en vasallos miserables. Hoy se despenaliza en España el aborto, que podrán practicar incluso las jovencitas, sin autorización de los padres.

He hablado en otros lugares sobre ello y no me importa repetirme reiterando mi juicio, aunque el tema está tan hablado que no quiero aburrir.

No hay duda científica de que el feto, desde su concepción, es una vida humana en su integridad. Destruir intencionadamente una vida humana es un asesinato, luego el aborto es un asesinato.

Cualquier ley del aborto es criminal. Ya lo era antes y lo es ahora, con mayores agravantes. No es una cuestión religiosa o doctrinal, es cuestión de sentido común. Y además es un crimen más abyecto por cobarde, al destruir una vida inocente e indefensa y más miserable, por realizarse en connivencia con la misma madre de la víctima. ¡Miserables!

Y es de gentes bien nacidas luchar contra el crimen.

Mientras en España no haya una mayoría de personas bien nacidas, tendrá las leyes que se merece, en las que el pederasta, el prevaricador, el criminal… disfrutan de penas leves mientras sus víctimas arrastran toda su vida la pena de la hija violada o del familiar asesinado. Con el regodeo de los políticos, de uno y otro color, que engordan con la sangre del pueblo español.

viernes, 2 de julio de 2010

Una sonrisa

Hace un par de domingos (escribo esto el día 1 de julio), me encontré en la misa dominical a una persona a la que visito periódicamente en su página web.

Nada tiene eso de novedad. Muchos acuden al compromiso semanal con ese Principio, que ni conocemos ni entendemos, pero tenemos cierto que existe.

También muchos tienen página web o conocen a quien la tiene. La página web a la que me refiero no es común por lo rico de su contenido, todo de calidad e interesante para creyentes o no creyentes, mientras tengan dos dedos de frente. Pero es sólo una página web.

Entonces, ¿a que viene el que escriba sobre ese encuentro tan poco original?

Porque lo interesante del encuentro no fue él, sino ella. Ella es su esposa, a la que saludé a distancia devolviéndole su sonrisa y su inclinación de cabeza. A una señora nunca se le debe saludar si ella no inicia el saludo. Eso lo enseñaban en las escuelas, cuando el materialismo aún no había destrozado las buenas formas, esas que tan grata hacen la convivencia, y que son gratis para pobres y para ricos.

A lo que iba. La señora, una ejemplar madre de familia numerosa, está afectada de dolencias severas y dolorosas, desde hace tiempo. Lo sé por terceros, pues la protagonista no habla de sus males, ni se queja. Sólo sonríe dulcemente cuando saluda a un conocido, y charla distendida, aparentemente ajena a sus dolencias.

Ella es la que me mantiene el recuerdo del encuentro de hace dos domingos. Porque arto de miserias del mundo, de penas, de crisis, de banalidades,.. aquella sonrisa sana, en un cuerpo enfermo, es un ejemplo de que a pesar de todo, las raíces de la fe milenaria, siguen hoy frescas y jóvenes.