viernes, 23 de diciembre de 2011

El poder, César Vidal, católicos y protestantes.

He leído recientemente excelentes artículos sobre el catolicismo, aparecidos como rectificación a una serie de escritos de César Vidal sobre el protestantismo, en los que además ataca al catolicismo.

En algunos "comentarios" en esos artículos criticando las afirmaciones de Vidal, ya he expresado la sorprendente falta de rigor histórico de este hombre que era moderado y riguroso cuando estaba en la COPE y que tan superficial se ha vuelto desde que la dejó.

Lo lamento, pues parece que la reacción a aquella desafortunada decisión de la COPE le ha hecho reaccionar con rabia contra una fe, cuando los que llevaron adelante aquella acción probablemente no son más que unos infelices que buscaban un protagonismo que no podían alcanzar con sus méritos.

A continuación, traigo los primeros párrafos de un artículo que no tiene desperdicio y que se refiere a este asunto. Al final doy detalle de los enlaces del artículo completo:

César Vidal, el catolicismo, la libertad religiosa y la resistencia a la tiranía

... El presentador de esRadio publicó en Libertad Digital una entrega más de su serie de su serie dedicada a vendernos un paradisíaco mundo protestante frente a un vil y corrupto mundo católico, un empeño más bien maniqueo que podrá ser aceptable para quien no tenga otro afán que el mero proselitismo de su religión, pero que no resulta válido para quien aspira a un estudio serio y riguroso de la historia. En este sentido y como en sus anteriores artículos, César Vidal calla algunas cosas y afirma otras muy discutibles.

Un ejemplo lo tenemos en la teoría del tiranicidio. Vidal habla de Teodoro de Beza y de su libro “El derecho de los magistrados” que, como señala el presentador de esRadio, “justificaba la resistencia armada contra los tiranos”. También habla del manifiesto hugonote “Vindiciae Contra Tyrannos” de 1579 y del “A Shorte Treatise of Politike Power” (1555) de John Ponet, ambos textos también justificadores de la resistencia a la tiranía. Vidal niega, además, que hubiera algo parecido en la teología católica: “El derecho de rebelión se legitimaba en los reformadores sobre la base de la defensa de las libertades y no –como pretendían los jesuitas – para acabar con un monarca que fuera, por ejemplo, hereje.”

San Agustín justificó la desobediencia civil 1.000 años antes de Lutero

El caso es que una de las más famosas expresiones de desobediencia a la tiranía es la latina“mihi lex esse non videtur, quae iusta non fuerit” (no me parece que sea ley la que no sea justa). No la pronunció ningún teólogo protestante, sino que la escribió en su tratado “De libero arbitrio” Agustín de Hipona, declarado santo y doctor por la Iglesia Católica. Tampoco se escribió en el siglo XVI, sino en el siglo IV, casi 1200 años antes de los tratados protestantes que cita Vidal, y más de un milenio antes de que naciese Martín Lutero.

Otro teólogo escribió lo siguiente: “si la ley escrita contiene algo contra el derecho natural, es injusta y no tiene fuerza para obligar”. Tampoco lo dijo un teólogo protestante: lo escribió Tomás de Aquino -igualmente declarado santo y doctor por la Iglesia Católica- en su “Suma teológica” en la segunda mitad del siglo XIII, es decir, unos 300 años antes de los tratados protestantes que cita Vidal. Santo Tomás de Aquino también afirmó en su tratado “Del gobierno de los príncipes” lo siguiente: “si de derecho pertenece al pueblo el elegir Rey, puede justamente deponer, el que habrá instituido, y refrenar su potestad, si usa mal y tiránicamente del poderío Real. Ni se puede decir que el tal pueblo procede contra la fidelidad debida, deponiendo al Tirano, aunque se le hubiera sujetado para siempre, porque él lo mereció, en el gobierno del pueblo no procediendo fielmente, como el oficio de Rey lo pide, para que los súbditos cumplan lo que prometieron.” De hecho, este último tratado de Santo Tomás de Aquino que acabo de mencionar contradice la preocupación por la libertad que César Vidal atribuye en exclusiva a los reformadores: “¿cuánto más debemos entender, que merecerá más graves castigos el Tirano, que por todas parte roba a todos, y a todos procura quitar la libertad, y da la muerte a cualquiera que se le antoja?”, afirmaba el Doctor Angélico…”


Esta cita: http://infocatolica.com/?t=opinion&cod=10737

El artículo original: http://www.outono.net/elentir/2011/12/13/cesar-vidal-y-el-tiranicidio/ . La imagen que encabeza mi entrada, procede de este enlace.

jueves, 22 de diciembre de 2011

Feliz Navidad 2011

La solución de la crisis en España


Los sociatas están a la desbandada. Los del gobierno y de forma preventiva los andaluces. Como no hay asunción de responsabilidades – para los populares no es democrático pedir responsabilidades – la desbandada es espectacular. El ex ministro Serra, que luego siguió su labor fagocitaria en una caja de ahorros, ha añadido a su pensión millonaria otros 10 millones de euros como indemnización. Es un ejemplo.

Estimo, por lo bajo, en 1.000 cargos socialistas los que se han cargado bien las pilas para el paso del desierto; una media de 70.000 euros al año de pensión, más una estimación - también por lo bajo - de otros 70.000 euros anuales de varios (sólo Bono tiene un patrimonio conocido e injustificable de 6.000.000 de euros, lo que equivale a más de 70 años de una jubilación por aquel importe; Zapatero acaba de regalar a su amigo Barceló, 2.500.000 euros y Barceló es sólo un amiguete, no un familiar, ¿Qué no regalará a un familiar allegado?…).

Mis cálculos – muy modestos para no pecar de exagerado – suponen el siguiente importe de jubilaciones y prebendas a socialistas, para el año 2012:

Partida 1: (70.000 € + 70.000 €) x 1.000 socialistas = 140.000.000 €

A esto hay que añadir los pagos que esos socialistas deben a Hacienda, por los impuestos no pagados en los últimos cinco años, más las sanciones por ello (la mayor parte de los patrimonios socialistas y todas sus mordidas, no están declaradas, por lo que no han tributado). Estimemos, por lo bajo, que las declaraciones, las sanciones y los elevados intereses de demora que cobra Hacienda, ascienden al equivalente de la jubilación de un año:

Partida 2: 70.000 € x 5 años x 1.000 socialistas = 350.000.000 €

Al tiempo, habría que echar a la calle a los 300.000 fulanos contratados a dedo en Andalucía en los últimos años, y la estimación de otros 300.000 en toda España, cifras extremadamente prudentes:

Partida 3: (300.000 socialistas andaluces + 300.000 socialistas del resto de España) x 30.000 € año (coste del puesto de trabajo regalado) = 18.000.000.000 €

La prohibición del aborto supondría un ahorro de 400 € por aborto sobre 113.000 abortos al año, al tiempo que dotaría a la Nación de mano de obra para el futuro, uno de los grandes problemas de España.

Partida 4: 400 € x 113.000 abortos al año = 45.200.000 €

Así, el primer año el nuevo gobierno dispondría de:

Partida 1 140.000.000 €
Partida 2 350.000.000 €
Partida 3 18.000.000.000 €
Partida 4 45.200.000 €
Total 18.535.200.000 €

Este ahorro supondría que, controlando el fraude del desempleo, se podría pagar la pensión de 400 € al mes, durante un año, a los 5 millones de parados españoles. Un año es el tiempo que tendría el nuevo gobierno para dinamizar la economía sin dejar tirados a los que deberán ir incorporándose a la nueva economía.

El lector puede repasar las cifras, por si me he equivocado de algún millón de euros.

Considerando que por sus importes, la ocultación al fisco de esos importes es delito, los mil socialistas de la Partida 1, deberían ir a prisión, con lo que nos ahorraríamos la Partida 1 para el futuro.

Si además suprimimos las subvenciones a los sindicatos, a amigos, a queridas, a queridos, a parientes, a compinches y demás incalificables, el futuro económico de España está asegurado.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Los ministros de Rajoy


Parece que hay gente competente. Pero, en justicia, Gallardón.

¿Un megalómano al frente de la justicia? ¿Qué es la justicia para Rajoy?

Así, parodiando la fábula, es un gobierno muy bello, pero sin seso.

Y sin justicia no hay nada.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Lo que vi en el debate Rajoy-Rubalcaba

No me apetecía ver un “debate” entre dos contendientes de los que ya he opinado aquí. Pero entendí que, en conciencia, no podía omitir esa especie de acontecimiento. Así pues, lo vi… bueno, a trozos, pero lo vi.

Opino primero de Rubalcaba. Más de lo mismo. He leído que al finalizar, en la sede del partido le esperaba su mujer al frente de quinientos incondicionales, todos al grito de “¡presidente, presidente!”. Rubalcaba, dice la crónica, lloró de moción al presumirse vencedor del debate. Sin comentarios.

Pero, ¿ganó el debate? Sin duda sí, para los suyos, claro. Es cierto que estuvo mentiroso, impertinente, reventador, marrullero,… Pero ¿no es eso lo que los suyos esperaban de él? Hubiera perdido, para los suyos, si hubiera estado sincero, educado y noble.

Recordemos que los suyos, esos quinientos con su mujer al frente, jaleaban al portavoz de los GAL, una panda de asesinos.

Jaleaban al negociador con la ETA, otra banda de asesinos.

Jaleaban a quien todavía no sabemos como, está detrás de los oscuros acontecimientos que estallaron en la estación de Atocha de Madrid y causaron cerca de mil víctimas, prácticamente todas obreros.

Jaleaban al que todos creemos está detrás de la traición del caso Faisán…

Todo esto es muy serio. Ese individuo sonriente que nos metieron en casa a través de la TV la noche del debate, es un individuo con mucha presunción de estar manchado de sangre inocente y traición al pueblo español.

Toda ese gentecilla de izquierdas que dice “no” a la pena de muerte, ¿dice “sí” cuando la pena de muerte pesa sobre inocentes, en aras del estado socialista?

Yo no daría la espalda a Pérez Rubalcaba, ni a su mujer, ni a los quinientos incondicionales, ni a nadie que justifique o haga oídos sordos a los asuntos del GAL, la ETA, el Faisán… por alcanzar un “estado socialista”.

¿Y cual es la realidad de los últimos ocho años de Rubalcaba? ¡ocho años! La realidad es ruina, pobreza, conspiración, traición, expolio, corrupción y una sociedad desvencijada, hundida, desmoralizada. ¡Menudo Rasputín!

Eso, en la más rancia doctrina de izquierdas, es traición al pueblo y supondría un juicio sumarísimo que acabaría, irremediablemente, en el patíbulo. Juicio sumarísimo para el traidor y para su cúpula de millonarios expoliadores del pueblo. Es evidente que su mujer y los quinientos no son “el pueblo”, sino los que jalean al traidor.

Esa era una parte de la mesa.

La otra, Rajoy. Y, ¿Qué es Rajoy? “Ni chicha ni limoná”. El líder de los desesperados que no tienen dónde elegir… ¡Lo que hace el hambre! Si Rajoy es lo que parece, lo tenemos claro.

Como muchos no se atreven a pedir el voto para Rubalcaba dicen; “da lo mismo uno que otro”. Y eso es ya mucho.

Rajoy parecerá despistado pero, por lo menos y es mucho, no ha intervenido en ningún montaje mafioso con muertos por en medio. Y antes de la política era un ciudadano solvente. Veremos como torea a su jauría de ansiosos de cargos.

Si no hay más remedio que elegir entre uno y otro, no hay color. Sin duda Rajoy. Siempre nos queda el factor sorpresa. Espero sorprenderme, aunque no pongo mucha ilusión en ello.

Otra opción es dejar pasar. Pero eso es alinearse con los traidores y prefiero a un despistado que a un traidor.

Sería bueno tener más opciones donde elegir, pero esto es la democracia española. Aunque la verdad, no creo que encontrara mi sitio con ninguna opción de poder, pues veo en él, lo que veía Campoamor:

“…¡La gloria!, capa del crimen.

Crimen sin capa ¡el poder! …”

Esta es mi opinión ajena a cualquier apasionamiento y si más base que el sentido común. Votaré a Rajoy, auque sea con una pinza en la nariz.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Ojalá


Los “intelectuales” de la ceja, los que quedan, todos ateos o semejante, se han reunido en una plataforma para ayudar a Alfredo Pérez Rubalcaba, otro ateo, a ganar las elecciones.

La plataforma se llama “Ojalá”.

Ojalá, viene del árabe y significa “si Dios quiere”.

Parece que los intelectuales de izquierda, o son creyentes camuflados, o no son intelectuales.

O son “intelectuales” al estilo de la izquierda, es decir, tontos del culo con mala uva.

viernes, 21 de octubre de 2011

España

Rompo el orden de publicación de los artículos que tenía escritos, para hablar del comunicado de ETA, en comparsa con el PSOE y el PP.

Lo visto ayer es un espectáculo lamentable: El discurso de Zapatero, que escuché poco por las náuseas que me provocaba; la intervención de Pérez Rubalcaba, que todos tenemos por uno de los jefes de la banda de los GAL; la comparsa de Rajoy, el mindungui… Menudo trío. Y detrás toda la retahíla de voces bien amamantadas en el presupuesto nacional.

“…- Allí parece que nos ha llamado un papagayo…

- No lo creas, ese será algún lisonjero que jamás dijo lo que sentía. Algún político destos que tienen uno en el pico y otro en el corazón…”

Baltasar Gracián. “El Criticón” (1651)

Si el PP gana las próximas elecciones, deberá obedecer a ETA o vivirá nuevos atentados, lo que sería un fracaso monumental después de que el PSOE ya ha “conseguido la paz” y se la ha “brindado en bandeja” al PP.

Alguno dirá ¡que jugada magistral! Se equivocará. La jugada es torpe, burda y sólo podría tener éxito con una ciudadanía aborregada y miserable…, como la española. Es como el juego de magia que hace el payaso contratado para la fiesta de cumpleaños de Manolito; al payasete se le ve el pañuelo escondido en la manga y el confeti en el sombrero,… pero su público son niños que no se enteran.

Aquí los payasos – en esta ocasión trágicos – son el Pérez y el Rodríguez (Rubalcaba y Zapatero, ¡los dos se avergüenzan de sus padres!) y el público sin uso de razón, los españoles.

Más del 20% de los españoles por debajo del umbral de la pobreza. España, paraíso del aborto. España, lugar de destino de las mafias internacionales. España, a la cola de Occidente en educación. España, dónde los adolescentes aprenden sobre el sexo con pornografía. España, dónde sus líderes políticos viven en palacios y se han hecho multimillonarios en su carrera política. España, sede del único grupo estable terrorista de Occidente…

“… La Soberbia, como primera de todo lo malo, cogió la delantera, topó con España, primera provincia de la Europa. Parecióla tan de su genio, que se perpetuó en ella, allí vive y reina con todos sus aliados: la estimación propia, el desprecio ajeno, el querer mandarlo todo y servir a nadie…, el lucir, el campear, el alabarse, el hablar mucho, alto y hueco, la gravedad, el fausto, el brío, con todo género de presunción; y todo esto desde el noble hasta el más plebeyo…”

Baltasar Gracián. “El Criticón” (1651)

miércoles, 12 de octubre de 2011

¿Es bueno que, simplemente, gane la derecha?

La derecha está contenta con las expectativas de las nuevas elecciones generales; parece que ganará el Partido Popular por mayoría absoluta.

A mi eso no me saca de mi tristeza. No considero motivo de alegría que gane el PP, aunque no cabe duda de que es eso mejor, que el que lo haga de nuevo “la izquierda”, el PSOE.

Pero todo lo que sea más de cuatro millones de votos para el PSOE, es un resultado triste (en esa cifra estimo el número de parásitos de la Nación, que lo son desde ese partido).

España está destrozada socialmente, por el manoseo de la izquierda.

La Nación está huérfana de los más elementales valores naturales, ¡no ya occidentales o cristianos!, arrebatados por un PSOE orgulloso fiel heredero de la izquierda que asoló España en la Guerra Civil.

España está sumida, por causa del PSOE, en la decadencia moral y social, que se evidencia en todos los aspectos de la convivencia, desde la justicia partidaria hasta la más elemental convivencia en la que crece sin pausa la violencia contra las personas y sus bienes, privados o públicos.

Políticos degenerados elaboran leyes que roban la infancia a los niños para embutirles las formas más sórdidas de sexo. Eso a los niños más afortunados que han conseguido nacer, pues de millones de ellos ya han dado cuenta en el seno de sus madres, incentivando el asesinato de los fetos.

Políticos socialistas que deberían buscar el bienestar de la ciudadanía, han privado de la dignidad del trabajo a millones de personas, mientras ellos se enriquecen de forma ilícita.

El PSOE y su órbita nacionalista se pone a los pies de unos terroristas, delincuentes sanguinarios, humillándose en nombre de una sociedad que nunca ha sido humillada…

Y con estos hechos, ¿se puede llamar éxito de la derecha, el que la izquierda alcance seis, siete u ocho millones de votos? En una nación sana y noble, semejantes dirigentes no tendrían más votos que los de sus sicarios, y su futuro inmediato sería ser presentados ante la justicia para acabar, muy probablemente, en la cárcel o el patíbulo allí dónde la alta traición estuviera sancionada con la pena de muerte.

No sólo es criminal el que delinque directamente, sino que también lo es quien le da facilidades para delinquir. Como ya recordaba Sor Juana Inés de la Cruz, tan culpable es quien delinque como el que colabora – pagando o votando – a delinquir.

… ¿Cuál mayor culpa ha tenido

en una pasión errada:

la que cae de rogada,

o el que ruega de caído?

¿O cuál es más de culpar,

aunque cualquiera mal haga,

la que peca por la paga

o el que paga por pecar?...

Redondillas

Sor Juana Inés de la Cruz (1651-1691)

Buenos modos

Titulo esta nota con una acepción de “urbanidad”, que he encontrado en el “Diccionario de la lengua española” de la R. A. E. Lo hago porque quiero seguir hablando de buenas formas, de urbanidad.

Como muchos, utilizo el correo electrónico para comunicarme. Es más cómodo, rápido y barato que el correo convencional, cuando el interlocutor tiene también acceso a ese recurso.

Pero utilizar la tecnología no implica perder las formas sino que, en casos como este de la correspondencia, exige cuidarlas en mayor medida.

Es frecuente que envíe correos electrónicos que se quedan sin respuesta, para que luego, al cabo de los días, cuando el interlocutor me necesita y se pone en contacto conmigo, se de la siguiente situación:

- ¿No recibiste mi correo?, le pregunto.

- Si.

- ¿Porqué no diste acuse de recibo o señales de vida?

- ¡No era necesario!

Mi reacción inmediata es catalogar a mi interlocutor como un pelo de puerco, y como tal lo trato en lo sucesivo.

Dar un acuse de recibo no es una cuestión técnica – las cuentas de correo devuelven automáticamente los destinatarios erróneos – sino un cuestión de cortesía, de consideración hacia el que escribe.

Esta grosería alcanza el esperpento cuando con el correo se está haciendo un favor a la otra parte. En diversas ocasiones he remitido por correo documentos o materiales que alguien me pide y que desde luego no le cobro, a pesar de tener un coste para mi y un beneficio para él. Una vez enviado, remito un correo al interesado anunciando la salida; lo normal es que ni me acusen recibo del correo… ¡ni del envío cuando les llega! No, la zafiedad es moneda común.

Y siguiendo con la cortesía, tampoco cuesta nada escribir en un tamaño de letra que se lea sin dificultad.

Y sin faltas de ortografía. ¿No hay correctores ortográficos en los correos?, ¡pues un poco de atención! Una cosa es la errata o la falta solitaria, fruto de las prisas, otra es escanciar con disparates el texto que escribimos.

Empezar con un saludo es elemental. ¿Tanto cuesta mantener la cortesía? ¿Y un adiós – o equivalente - al final?

¿Y aquellos que inundan a sus conocidos con correos despersonalizados, reenviados, en los que chistes o noticias de dudoso gusto o historias sensibleras, les hacen perder el tiempo a ellos y a los que los reciben? Generalmente se remiten desde el puesto de trabajo, lo que deja en evidencia su sentido de responsabilidad y de fidelidad para con su empresa. Yo los borro sin habrir.

Las herramientas no son justificación de la tosquedad. Un espíritu sensible lo es escribiendo con pluma de oca sobre pergamino o con el teclado de un ordenador. De hecho, el correo electrónico es otra forma de dejar con el trasero al aire a maleducados.

Cuando no recibo un acuse de recibo o cuando abro correos que parecen escritos por un niño, inmediatamente clasifico al remitente como un mal educado. Hoy eso no importa, pero creo que no es de fiar quien no sabe, o no puede, ni tan siquiera, guardar las formas.



lunes, 3 de octubre de 2011

Urbanidad

“En la mesa y en el juego se conoce al caballero”. Así reza el refrán español que me recordaban mi abuelo y mi padre. Era un resumen de lo que aprendí en la Escuela Pía. Pero esto no se ensañaba sólo en la venerable fundación de San José de Calasanz, sino en toda la escuela española, cuando se ensañaban cosas de provecho.

Ayer estuve comiendo en un restaurante. No sé porqué me fije en los comensales más que en otras ocasiones, y me di cuenta de que en la escuela ya no se ensañan modales.

Para los “progres”, los modales son convencionalismos burgueses. Ya hable de ello en otro lugar de este blog. En realidad los modales son una forma más de hacer agradable la vida a nuestros semejantes y, además, otra forma de diferenciarnos de nuestros vecinos los animalitos.

En aquel restaurante vi como los comensales hablaban con la boca llena, exponiendo a la vista de terceros la comida a medio masticar y salpicando de trocitos de comida a su interlocutor.

Vi como, con la boca llena, se llevaban el vaso a los labios, sin limpiárselos previamente, y utilizan la boca como amasadora de comida y bebida.

Vi como se metían en la boca cuanta comida les cabía, como si hiciera días que no comieran.

Todos gente joven, entre veinte y treinta años y, aunque el restaurante era barato, no eran gente del arroyo.

La comida se debe masticar bien, con la boca cerrada y sin hacer ruido.

Se debe beber con la boca vacía, no llena de comida.

Antes y después de beber, se deben limpiar los labios con la servilleta, para no dejarlos grabados en el borde del baso y para dejar la boca acicalada para seguir comiendo.

Se debe hablar con la boca vacía, para evitar bombardear a nuestros interlocutores con trozos de comida y con saliva.

Todo esto es para no comer como los simpáticos cerditos y para hacer de nuestra imagen de comensales algo agradable.

Pero esto ya no se enseña en las escuelas porque la urbanidad es, para la progresía española, represión franquista y clerical. Sí, tal como suena. Quizás si el lector vive en Hispanoamérica y desconoce la España de hoy, se muestre escéptico a que un gobierno confunda la urbanidad con la política. Pero es así.

Hoy las buenas formas no se estudian en las escuelas, porque nos alejan de los animalitos y la izquierda quiere que nos acerquemos a ellos. El siguiente paso será prohibir las buenas formas.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Mas, el charlatán


Mas, indignado: "¿Por qué a los catalanes nos tocanlas narices con nuestro idioma?

El presidente de la Generalidad de Cataluña, Artur Mas, hace gala de su depurada demagogia, ese arma de mediocres y vividores.

Nadie toca las narices a Mas por hablar catalán, ni por hablar castellano (catalán sólo en “la intimidad”, hasta que se murió “el dictador”).

Le tocan las narices a Mas:

Por mantener los privilegios y sueldos de sus camaradas de partido.

Por mantener la ignorancia, la enfermedad y el oprobio en la sociedad catalana, recortando los recursos destinados a la cultura, la sanidady el empleo.

Por representar a un partido corrupto (CiU) que institucionalizó las “mordidas” en los contratos con las Administraciones que gestionó durante años.

Por ser uno de los arquitectos de la corrupción institucionalizada de CiU.

Por colaborar en el genocidio cultural de la mayoría no catalanoparlante en Cataluña.

Por intentar generar odio en las comunidades catalanas.

Por promover la violencia en las relaciones con el resto deEspaña.

Por ser un triturador de la cultura tradicional catalana.

Por adulterar la cultura catalana inyectándole valores racistas del sabor más rancio y tétrico.

Por utilizar el catalán como escoba para barrer a quienes le pueden apartar de su momio.

Despreciable traidor, inmoral y miserable. Eso es lo que me inspira cualquiera que utilice la cultura en la que vive, para conservar su modo de vida, a costa de esa cultura que dice defender.

jueves, 16 de junio de 2011

Estupideces mediáticas

Con los acontecimientos que están sucediendo en España, en el ámbito político y social, estamos oyendo en los medios tonterías de gran calibre. Es patético que cuando algún contertulio de algún medio aporta un argumento nuevo, en unas horas todos están “aportando” ese argumento en otras tertulias, sin citar al autor, naturalmente.

Vamos a ver algunos de estos argumentos - en la categoría de estúpidos - que están en boca de muchos:

Estupidez 1. “La policía no tiene la culpa de las algaradas, pues obedecen órdenes. Los responsables son los políticos”. Eso es una estupidez de gran calibre.

En un estado de derecho, la policía tiene la obligación ética y profesional de obedecer órdenes justas y desobedecer órdenes injustas. Si una concentración se declara ilegal por los tribunales competentes, en sentencia ajustada a derecho, la policía tiene la obligación de disolver esa concentración a la mayor brevedad, y se espera de su profesionalidad, que lo haga con los menores daños posibles.

La fuerza que desacata sentencias justas dictadas por los tribunales y obedece las órdenes interesadas e ilegales de mandos policiales o políticos, tiene un nombre; mercenaria.

Creo que España está bajo el control de una policía mercenaria, que obedece las instrucciones de políticos prevaricadores.

Estupidez 2. “Rubalcaba (o Zapatero) son muy listos”. Otra estupidez de mayor calibre, si cabe.

Muy listos serían quienes, teniendo todo en contra, salieran adelante en sus pretensiones. Pero no estar en la cárcel porque los jueces son amigos; mentir descaradamente porque los medios, en su abrumadora mayoría, están a encubrir la mentira… no es ser listo, sino actuar con impunidad.

Estupidez 3. “Los españoles son listos”. Una afirmación populista para hacerse con la audiencia y pasar por “centrista”.

Una población de cuarenta millones de personas, de las que nueve millones votan a quienes les están haciendo pasar hambre e hipotecando su futuro y el de sus hijos, ¿puede ser una población lista?

El español es elemento peculiar (me acabo de autocensurar en este juicio). Con la honrosa excepción de unos cientos de miles de personas. ¿Cómo se explica que los socialistas, escupiendo ya descaradamente en la cara de los españoles, consigan todavía nueve millones de votos?

Estupidez 4. “El movimiento 15M fue espontáneo y apolítico”. Una estupidez evidente.

Ya hablé del asunto en otro lugar de este “blog”. Pero me extenderé.

No creo que haya hoy en España, nadie con la capacidad técnica de aportar los datos sociológicos necesarios para determinar si ese movimiento fue espontáneo o no. Ni Alfredo con sus redes de espionaje informático. Por eso, decir como dije - y digo aquí ahora - que no fue espontáneo, es un juicio de valor, en mi caso basado en el sentido común el primer día que lo dije y hoy, además, en la experiencia:

- La experiencia nos dice que la intendencia de aquellos “indignados” tenía un coste, elevado, que alguien debía asumir.

- La experiencia nos dice que la independencia política es incompatible con organizar asonadas en los aledaños de entidades no socialistas y sólo en territorios oportunos (no en las provincias Vascongadas, que ya están “encauzadas” en la dirección deseada por los poderes fácticos que controlan el gobierno socialista).

- El trasnochado sistema asambleario que “gobierna” a los “indignados” no es apolítico (tiene una corta pero sangrienta y fracasada experiencia) ni fueron apolíticas sus conclusiones, en las que el sentido común era una concesión a los “primos”, que se creían los criterios de espontaneidad y apoliticidad.

- En las conclusiones de esas “asambleas”, no pesaron nada las guerras en las que los socialistas han implicado a España. ¿Es ese un asunto baladí para jóvenes idealistas e indignados?

- Frases como el “no pasarán”, definieron desde el primer momento a los “apolíticos” del movimiento en cuestión. No eran frases apolíticas.

Estos y otros mil detalles que dejo al lector discernir, apoyan mi argumento.

¡Atención!, eso no quiere decir que personas presentes en su día en la Puerta del Sol, creyeran en espontaneidad y en independencia política, como creen muchos votantes socialistas que sus líderes no son corruptos. Cada cual se deja influir como mejor le conviene,... con sus consecuencias, claro.

miércoles, 15 de junio de 2011

Sospechas preventivas

Rubalcaba reconoce que el riesgo de atentado islamista es "algo más alto"

http://www.intereconomia.com/noticias-politica/rubalcaba-reconoce-que-riesgo-atentado-islamista-quotalgo-mas-altoquot-20110614

¡Ay ay ay!... ¿otra vez trenes voladores, Alfredo?

Por lo pronto, hoy ya tenemos el caos en algunas ciudades españolas. Un “kaos” muy organizado. Y los socialistas, como con la crisis, negando la evidencia.

En los años treinta, los socialistas españoles prepararon la metástasis del bolchevismo soviético en España, generando el caos en las calles y quemando iglesias. Franco les fastidió el invento. Por eso le odian tanto.

En los últimos meses, los “incontrolados” ya han quemado algún templo, han anunciado en sus pintadas que quieren quemar más, y han montado su caos callejero. Todo en pequeñito, a lo señorita Pepis. Pero no falta ningún ingrediente.

¿Qué nos tienes preparado, Alfredito traviesillo? Perdona la confianza, pero te estoy siguiendo en el parlamento y ¡estás tan gracioso! ¡nos das tanta confianza! ¡se te ve de tan buen rollito!

… Pero a pesar de todo, y vista tu biografía, en el fondo me das miedo.

¿Qué nos tenéis preparado, Pérez Rubalcaba?

sábado, 28 de mayo de 2011

Un futuro incierto

“Rubalcaba: "Me presento para ganar no para una derrota digna".

“Zapatero cree que Rubalcaba es "un esprínter, capaz de ganar las elecciones en 10 meses" (Intereconomía.com)

¡Pérez Rubalcaba optando a la presidencia de España! ¡Dios nos coja confesados!

Ese hombre no es un político, es un “hombre de la porra”, el “cabo de varas” de este páramo de libertades. ¿Para qué un hombre de ideas cuando no se tiene ninguna buena? ¡Pobre España!

¿Puede ganar Rubalcaba las elecciones?... ¡de calle! Es el hombre del GAL, terrorismo de estado para acabar con la ETA; el hombre del Faisán, terrorismo de estado para acabar con el Partido Popular; el hombre de los ataques a las sedes del Partido Popular en la jornada de reflexión de las tristemente célebre elecciones generales de los “trenes voladores”; el hombre que se cargó la dignidad de las víctimas del terrorismo; el hombre que, retorciendo sentencias judiciales, ha llevado a ETA a las instituciones; el hombre que, ignorando sentencias judiciales, ha permitido embarrar la jornada de reflexión de las últimas elecciones municipales, dejando que los “antisistema” ocupen permanentemente las calles...

¿Qué si Pérez puede ganar las próximas generales? No lo dudes, lector, las puede ganar de calle. A costa de lo que sea, claro. No es un hombre listo, sí el más listo de su entorno. Pero no sería nada sin la mayoría de los medios de información a su favor y su gran falta de escúpulos.

¿Es malo que Pérez llegue al poder? Sin duda, pero también es justo. Ya lo comenté otro día. Con Pérez Rubalcaba los españoles tendrán de nuevo lo que se merecen, aunque paguemos justos por pecadores. Y esos “okupas” “indignados”, si gana Pérez, ya pueden dormir en la plaza con un ojo abierto, que una cosa es Pérez ejerciendo de templagaitas y otra Pérez en su estado natural; de ganador con todo el aparato policial del estado, incondicional, en sus manos (v. g. GAL).

Esperemos que el coyote se encuentre esta vez con su correcaminos.

Yo, por si acaso, hasta las elecciones no cogeré el tren e iré al trabajo andando.

sábado, 21 de mayo de 2011

Epílogo

Escribo esto cerca de las dos de la madrugada del día de reflexión. He aguantado lo de la Puerta del Sol para constatar lo que ya sabía, lo que sabíamos todos los que tenemos ojos en la cara; este gobierno no sirve para nada bueno, ni por descontado para hacer cumplir las leyes.

Esos altisonantes tribunales españoles, con jueces sesudos y serios, tampoco sirven para nada; sus resoluciones son papel mojado.

Esa policía que chulea por las calles, queriendo emular a los policías americanos de las películas, tampoco sirve para nada; solo actúa cuando tiene impunidad y todas las de ganar.

Esa ciudadanía minoritaria que se echa a la calle ciscándose en la legalidad que respetan millones de españoles, no sirve para nada; porque nunca ha sido un delincuente, modelo de nada bueno.

Falta ver para lo que sirve, esa ciudadanía que se ha quedado en sus casas. Eso lo sabremos en dos capítulos, uno el domingo y otro en las elecciones generales; si esa izquierda retrógrada que conocemos, en todo su arco parlamentario actual, no desaparece del mapa político español, porque la gente que se ha quedado en sus casas no los envía a la porra con sus votos, tampoco esa gente valdrá para nada.

No soy optimista.

viernes, 20 de mayo de 2011

Más “indignados”

Esto de la Puerta del Sol es apasionante. La foto la he sacado de la página que señalo abajo, y que recomiendo al lector. Las caras las he tapado yo, pues los “indignados” piden que no se les fotografíe (como los aborígenes de tierras perdidas, aunque por otras razones, pues el motivos de los aborígenes es que con las fotos “se les roba el alma” y los “indignados”, como dignos representantes de la izquierda radical, creen no tener alma).

Como se verá por la foto, el ambiente es revolucionario. Y la imagen personal muy propia… y es que cada quien, es cada cual.

Lo que me apasiona es el desenlace. Esta panda de impresentables con aires de pitufos de estado, tiene en jaque al inefable Alfredo Pérez, el hombre del GAL, el zorro de las cloacas, el Rasputín de la cohorte “socialista”,… el terrible Pérez.

De penoso me hace reír. Si el lector hace el ejercicio de traer a la mente a la rolliza Pajín, una de las manos ejecutoras de miles de niños no nacidos, al cedido Zerolo, que siempre tiene en la boca a su “marido” (me refiero a que siempre lo está citando, ¿vale?), al patético Zapatero, con las riendas de esta ruina que él ha labrado a golpe de estupideces… si se imagina a todos estos individuos y a estos desgarramantas vociferantes de la Plaza, sacando pecho y haciéndoles amagos de darles un capón, puede emular al penoso Torrente achantado frente al chulo, que le amenaza por intentar irse, sin pagar los servicios de la meretriz. ¡Menuda imagen internacional!

¿Y el papel de los jueces ninguneados?, ¿y la imagen de mercenarios de la policía?

¿Este era tu plan de este año, Pérez, para mantener el poder? ¡Por lo menos ningún tren ha saltado por los aires a manos de unos moros malditos!

¿O es sólo un ensayo de cara a las generales? ¡Los socialistas tenéis fama de malos perdedores, después de haber organizado una guerra civil en España! No vosotros personalmente, sino a los que admiráis.

Miro y alucino. ¿Cómo es posible que el tiempo renueve toda la sociedad menos esa costra de la extrema izquierda, incluido el terrorismo? ¿Por qué hemos de tener esa losa en España, cuando toda Europa se la ha sacudido? ¿Hasta cuando esa basura del socialismo, en sus variantes semánticas, ha de pesar sobre nuestra sociedad impidiendo que vivamos en sosiego?

Medite el lector las respuestas. Si le sirve de orientación, piense en que probablemente las razones son de fondo, no de forma. Es una tentación, pero no entro hoy en ello.

La página citada arriba:

http://www.libertaddigital.com/multimedia/galerias/poblado-sol-indignados/

"Indignados"

Sigo con interés los acontecimientos de la Puerta del Sol. Naturalmente, los sigo a través de Intereconomía, que es la única televisión que se ocupa del tema de una forma amplia y objetiva.

En algún momento dudé de si tendría que retractarme de mi artículo de ayer. Pero no, al contrario, creo que me quedé corto.

He escuchado a uno de los “indignados” - un joven vociferante e impertinente, con el aspecto convencional de la chusma radical de la izquierda ¡es la moda! - increpar violentamente a una periodista impidiéndole entrevistar a los ciudadanos que desearan salir en la “tele”, remitiéndola con actitud violenta y coercitiva a “los portavoces”. El joven era muy enérgico y rotundo. Pensé, ¡caramba, llevan dos días y ya tiene guardias de la porra! ¡Qué bien organizados están!

Si yo fuera uno de los abyectos organizadores de semejante tinglado, tampoco dejaría que la prensa libre entrevistara a los “indignados”. Porque el que más, rebuzna, por lo menos los que he oído en directo, y son ya unos cuantos.

Gracias a Intereconomía, cualquier romanticismo que pudiera caber en la cabeza del más cándido, se vendría abajo al escuchar lo que tienen que decir los “indignados”. Por lo menos, los portavoces se han aprendido cuatro cosas y pueden recitar lo de “privatizar la banca, más democracia, subir los impuestos…”, con el fondo de dos imbéciles, vestidos de banqueros judíos, haciendo la pantomima del capitalismo. La misma imagen casposa que los comunistas y nazis de los años treinta del siglo pasado, presentaban a los tontos de entonces. El presidente Rodríguez nos ha llevado a la ruina… y al pasado. ¡Menudo “progre”!

El lector ya sabe que el capitalismo no es de mi devoción. Pero tiene guasa que unos parásitos armados de tecnología capitalista hasta las cejas, que han conseguido que se les escuche, aunque no tengan nada que decir, gracias a medios capitalistas como internet, se metan con el sistema que les da de comer de gorra. ¡Imbéciles!; ¡que “los vuestros” son los del paro, los del hambre y los del tiro en la nuca de ayer! ¡Que “los vuestros” son los de las únicas dictaduras que quedan en el mundo!... ¡Ah!, ¡que vosotros queréis ser los jefes del nuevo orden! ¡Acabáramos! Ya lo entiendo.

Lo que no entiendo es que cuando yo desayuno en el chino de al lado de casa, que es muy barato, un donut y un café me cuestan 1,5 euros. Y comer, me cuesta, en el bar de al lado del trabajo, 9 euros más IVA. Y cenar en casa, pero 6 euros no me los quita nadie. En total, en comer me pulo al día 16, 5 euros, por lo menos. Parece que estáis ahí, de forma permanente, unos 300 “indignados”. Esto, en barato, no son menos de 5.000 euros al día. ¿Quién paga todo eso? La ropa os la lavará mamá, ¿no?, o vais de guarros por ideología. Y tendréis al del bar mosca con lo de las cacas y pises, porque imagino que no lo haréis debajo de las lonas… aunque, ¡que más da!, ¿no? Por cierto, si usáis los servicios del bar, pasad antes por la caja de resistencia y pedid para poder pagar un cafelito, por lo menos. Y no olvidéis levantar la tapa de la taza de retrete.

Y por último, unos “porfavores” a Pérez;

Por favor, no suspendas las elecciones, porque tus amigos de Bildu se enfadarían.

Por favor, no declares el estado de excepción, porque nos enfadaríamos todos.

Por favor, no nos arruines eso que llamáis los socialistas “fiesta democrática”, con esta otra “fiesta de democracia real”, porque Juan Carlos no tiene nada que ver con esto.

Por favor no pongas en evidencia la incapacidad de este gobierno, que no puede mantener el orden ni entre los párvulos. ¡Venga, más valor, que tu presidente es el único presidente de las democracias occidentales, que es generalísimo de los ejércitos!

miércoles, 18 de mayo de 2011

Los jóvenes de la Puerta del Sol

El pasado miércoles, 4 de mayo de 2011, en el artículo de este mismo blogBin Laden y los pitufos de Bildu” y refiriéndome a la entonces previsible decisión de los jueces socialistas del tribunal constitucional de permitir que Bildu participara en las elecciones, escribía: “…claro que hace dos legislatura, la izquierda llegó al poder tras un drama que se han negado a aclarar. ¿Estarán seguros [los referidos jueces] de que otro “drama” les mantendrá en el poder en las próximas generales?”.

Pues el asunto está aclarándose. La Plaza del Sol de Madrid soporta a una gente, una lista y otra tonta de buena fe, que parece está dispuesta a fastidiar las elecciones del próximo domingo. Los partidos de la izquierda ya se han alineado con esos “independientes”, que hieden a izquierda cutre que tira para atrás (¿no recuerda, lector, al presidente Rodríguez, anunciando ilusionado en los mítines de estos días, con una risita traviesa, que algo iba a pasar próximamente, que haría ganar al PSOE?, si, tal como suena… “¡que no se te escape, José Luis, que han de parecer independientes!...” “¡no te preocupes Alfredo, que no digo nada!”)¡Otra vez violencia ante el trance de que la izquierda pierda las elecciones! ¿Habrá bombas esta vez? Yo creo que no, pero que antes del domingo, me parece que habrá una declaración espectacular de ETA, reforzada por la “violencia pacífica” de esos chavalitos tontorrones, que esperan los socialistas anime a gran parte del electorado que, aterrado por lo que pueda pasar, vote a la izquierda que es la que sabe de garrotes.

Bueno, esa es mi opinión, pues no he conseguido hablar con Pérez. Quizás sí haya bomba. O las tres cosas; “violencia pacífica” de los jovencitos “indignados”, declaración de ETA y bomba o bombita, que no sabremos nunca quien activó.

Los españoles se merecen eso, y más. Porque si ganan los socialistas en estas elecciones, probablemente el Rodríguez se desmienta y se vuelva a presentar en las próximas generales y si hay algo que se merecen los españoles, es que les gobierne ese pobre hombre otros cuatro años… u ocho… o treinta. Como decía el sabio Margalef, la naturaleza lo aguanta todo…, incluso a los socialistas (esto lo añado yo).

viernes, 6 de mayo de 2011

La izquierda terrorista

La intervención de ayer precisaba un final, en lo que se refiere a la participación de ETA, a través de Bildu, en las instituciones españolas.

El tribunal constitucional, al que considero órgano parajudicial de carácter político, ha desacreditado a la Policía española, a la Guardia Civil, al Tribunal Supremo y se ha ciscado en los españoles, autorizando a que Bildu, controlada por ETA, se presente a las próximas elecciones.

Muy segura parece estar la izquierda al realizar esta canallada. Parece estar segura de que volverá a ganar las elecciones generales el año que viene. ¿Que debe este gobierno a ETA? ¿Qué sorpresa nos guardará esta vez, para ganar lo que todas las encuestas dan por perdido?

Esperemos que sea solo algún anuncio de ETA, no una operación espectacular de ETA.

miércoles, 4 de mayo de 2011

Bin Laden y los pitufos de Bildu

¡Algo hay que decir del asunto de Bin Laden! He oído que esta noche, hora española (escribo esto el lunes, 02 de mayo), los Estados Unidos lo han ajusticiado en una acción militar realizada en suelo paquistaní.

El cínico gobierno español felicita a Obama por haber matado al terrorista. ¡Menudos!, los españoles, claro; años negociando con ETA, hablando de pacifismo y de alianza de civilizaciones, y ahora felicitando a los americanos por hacer lo que ellos no hacen aquí. Aquí sueltan a los asesinos, allí se los cargan.

Sólo por la opinión de estos charlatanes inconsistentes del nefasto gobierno español, deberíamos ponernos en el otro lado, para que no se nos pueda confundir. Pero como las opiniones de este gobierno y nada, es lo mismo - tal es el desprestigio nacional e internacional de los socialistas españoles -, opinaré ignorando esas declaraciones.

Matar es malo, aunque sea a Bin Laden. Alegrarse por la muerte de un ser humano es malo, aunque sea la de Bin Laden.

Pero en este asunto, están en guerra dos fuerzas; las del mal, con Bin Laden y los suyos, y las del bien, con los Estados Unidos. Sí, “progres” ibéricos, los buenos son los norteamericanos que, en este asunto, representan lo que queda en pie del legendario Occidente, pues la envejecida Europa es hoy pura basura.

Y en una guerra hay muertos, que matan los buenos y los malos. La violencia es ejercida por los dos lados… pero. Sí, hay un pero.

El mal ejerce la violencia gratuita, con saña, con mentira, indiscriminada… El bien ejerce la violencia medida, como última alternativa. Sólo hay que mirar a la Historia y ver como la izquierda ha asesinado de una forma inconcebible en una mente normal. En este blog hablé de ello con más detalle.

Y en el lado del bien está el cristianismo, que es contrario a la violencia. Es precisamente la influencia de esta fe, la que cataliza la violencia que se ejerce en las guerras desde el lado de los buenos.

Un ejemplo. Los americanos han matado a su enemigo cerval de un tiro en la cabeza. Si hubieran sido los malos los que hubieran matado, primero habrían violado a la mujer que acompañaba al matado, delante suyo, luego la habrían degollado y después habrían matado a palos al perseguido… por simplificar y no herir más la susceptibilidad del lector. ¿Qué exagero? Invito al lector a que repase la historia detallada de los crímenes del comunismo o la de franceses y españoles en el Norte de África durante la colonización.

La muerte de Bin Laden ha sido un acto de justicia humana, ejercido utilizando una violencia medida, no gratuita. El concepto de “daños colaterales” es un concepto nacido en el lado de los buenos; los malos matan a bulto, no se están por esas tonterías de contar los muertos… buenos, los chinos sí los cuentan, porque facturan las balas a las familias de los asesinados… o ajusticiados… ¡qué más les da lo que sean!

Me sorprende que los medios se pregunten por la sucesión de Bin Laden. ¿Por qué era líder ese hombre? Porqué era el que más mató. Como Stalin o Mao. Le hizo famoso asesinar a cerca de cuatro mil inocentes de un solo tiro. Ahora los aspirantes intentarán emular el record del muerto. No conozco ningún líder de los malos que lo sea por una virtud. Los malos eligen entre sus líderes a los peores. Pero así como no son frecuentes los buenos excepcionales, no lo son los malos excepcionales, por lo que espero tarden en encontrar un nuevo líder y, los que conocemos el poder de la personalidad, sabemos que, mientras tanto, los fundamentalistas darán palos de ciego.

Bin Laden ha tenido la suerte de una muerte rápida, caridad que no dispensó a miles de sus víctimas. Pero ahora le queda el Juicio en serio. De ese no nos darán razón los medios, pero es el que hará justicia de verdad.

Pd. Voy a subir esto al blog y me viene a la mente un asunto de terrorismo local que se resuelve mañana, jueves 5 de mayo. Resumo: Los socialistas españoles, con el presidente del gobierno José Luis Rodríguez al frente (se hace llamar por su segundo apellido, Zapatero, pues carece de personalidad y ha encontrado en eso un clavo ardiendo), llevan dos legislaturas pactando con el grupo terrorista ETA, para poder ofrecer la baza de la disolución de esa banda.

En la “negociación” han llegado a lo que desde niño aprendí que es “alta traición”. El lector encontrará en internet muchas referencias a ese asunto. Recomiendo las hemerotecas de Libertad Digital e Intereconomía.

Recientemente ETA ha publicado el anuncio de que renuncia al “impuesto revolucionario”, que según el gobierno socialista, ya no existía. Opino que esa renuncia va ligada a que su franquicia política – esta vez Bildu – entre en las instituciones en las próximas elecciones de mayo, lo que le supone gestionar una ingente cantidad de dinero público. De esta manera, el dinero que al final llega a ETA está ya blanqueado y es en cantidad mucho mayor que la recaudada por el “impuesto revolucionario”.

Pero la candidatura de Bildu ha sido anulada recientemente por la justicia, vistos los informes de la policía. ETA no se ha molestado en disimular su presencia en Bildu tras bastidores.

Pero hay una instancia que queda por oír; es la del tribunal constitucional (así, con minúsculas), que está altamente politizado de base, pues los jueces que lo constituyen ¡están elegidos por los partidos políticos! Y la mayoría es progubernamental.

Mañana se dice la última palabra, que todos los ciudadanos honrados se temen será la legalización de toda o parte de Bildu, es decir, que el tribunal constitucional, de la mano de quien mueve los hilos de José Luis Rodríguez, sentará a ETA en las instituciones.

Dadas las circunstancias, lo normal sería eso, que Bildu entre por la puerta falsa en las instituciones y, con ella, ETA. Pero… siempre hay un pero.

Así como la minoría conservadora del tribunal constitucional ha probado su valor manteniendo el tipo frente al rodillo “progresista”, la mayoría progresista ha vivido con las vacas gordas. Pero el futuro inmediato del socialismo en España, es precario, por lo que algún juez “progresistas” puede pensar: ¿Debo dar la cara por los que mañana estarán en la calle? Eso es duro para la tradicional izquierda, cobarde y traidora.

El presidente de la sala que dirime el asunto es ¡nacionalista y amigo “íntimo” de José Luis Rodríguez! Parece que ese es seguro. Pero, ¿y el resto?

Claro que hace dos legislatura, la izquierda llegó al poder tras un drama que se han negado a aclarar. ¿Estarán seguros de que otro “drama” les mantendrá en el poder en las próximas generales? Hay quienes tienen una gran visión de futuro, no cómo los que asesoran a Rajoy, el ¿jefe? de la ¿oposición?

En fin, son sólo cosas mías, sin ningún fundamento más allá de la interpretación de una realidad que mi sentido común ve como evidente.

martes, 19 de abril de 2011

La primera Semana Santa de la historia

El pasado domingo, en un programa religioso que ofrece “Intereconomía” televisión antes de la retransmisión de la Santa Misa desde el Valle de los Caídos, vi la entrevista realizada a una persona para mí desconocida, D. Carlos Llorente, médico, que anunciaba la segunda edición del libro suyo cuyo título es el de esta nota.

Me gustó la persona y el tema, que es la pasión de Jesús bajo la perspectiva de un médico… y algo más. En fin, que ayer lunes compré el libro, que he acabado hoy martes. Lo comento.

Formato generoso, (algo más de un DINA4), 270 páginas en papel satinado, incluidos índices y tipo de letra grande. La presentación y encuadernación muy cuidadas hacen de la lectura una tarea fácil, a lo que ayuda su contenido, que es apasionante. Hay ilustraciones en blanco y negro y en color. Esto en cuanto a la forma, con una pincelada de su contenido. Vamos a ver éste con más detalle.

Empezaré diciendo que vale la pena invertir en el libro. El tema es muy interesante y a pesar de que he leído bastante sobre este asunto, me sorprendieron nuevos descubrimientos sobre la Sábana Santa de Turín y sobre el Santo Sudario conservado en Oviedo. Aporta además unas opiniones muy trabajadas sobre la topografía del monte Calvario y sobre el Santo Sepulcro.

Siendo un libro más sobre el tema, resume de una forma muy comprensible lo que se ha escrito sobre la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús, y aporta además nuevas opiniones, algunas discutibles, pero siempre coherentes y justificadas. Así, es un libro interesante para el lector que desconoce absolutamente el tema y quiere ponerse al día de forma breve y cómoda, y es también interesante para el que sigue las publicaciones sobre el tema, que encuentra ésta sencilla pero novedosa.

En otro orden de cosas, me incomodó ver que se ha suprimido de las editoriales el empleo de corrector de galeradas. Nuestro libro, sobre todo en las primeras páginas (luego se corrige mucho), presenta numerosas incorrecciones gramaticales, lo que desmerece la calidad intelectual de quien es capaz de redactar de forma tan accesible y sintética sobre un tema tan complejo.

También encontré que aclara algunas exposiciones fuera de lugar, es decir, que nos deja con la idea de que el autor se ha equivocado, pero más adelante aparecen los datos que nos descabalgan de esa opinión. Creo que eso es fruto de las prisas, de una falta de corrector profesional (un amigo letrado le ha corregido los textos, o algunos textos) y, sobre todo, del maldito “recorta y pega” de los procesadores de textos, que nos hacen dejar como definitivo lo que es un parche. Esto lo he vivido en mis propias carnes, desde mis primeros libros, revisados por profesionales, a los más recientes, manipulados por profesionales de la composición, pero no de la corrección, con lo que la editorial se ahorra un sueldo a costa de la exquisitez del texto. ¡Qué le vamos a hacer!

Como penúltima observación, quiero comentar que siendo un libro eminentemente técnico, incluye expresiones devotas que creo están fuera de lugar. Lo mismo para las imágenes del Via Crucis, que intercala fuera de texto e igual para citas como las de María Valtorta y Ana Catalina Emmerich, citas que no tienen nada de científico (he leído algunos de los volúmenes de las revelaciones particulares a María Valtorta y los encuentro apasionantes. Incluso los he citado en este blog. Pero entiendo que es una cita muy atrevida en un libro tan técnico).

Creo que el autor realiza esta mezcla tan rotunda entre fe y ciencia porque es una persona transparente, en el sentido de que dice lo que piensa. Eso es bueno, pero si el libro cae en manos de un lector de buena fe pero no creyente o agnóstico, es fácil que no sepa discriminar ambos contenidos y la fe le “desmerezca” la ciencia. Y eso es malo, porque es un libro que convence a quien lo lee sin prejuicios.

Y ya, por fin, una última observación en lo que se refiera a la bibliografía que cita. Me extraña la falta de “La Sábana Santa de Turín: ¿Reliquia o tradición?” (Col·lecció cultura i pensament, núm. 15. Editorial Claret. Creo que es el único número de la colección, escrito en español; el resto está en catalán), de Francisco Javier Mora Mas, un ingeniero que presenta el estudio de la Sábana Santa desde el punto de vista de la física, con un contundente planteamiento y conclusiones en lo que se refiere al análisis del C14 que se realizó sobre la Sábana. El libro es de divulgación, con algunas fórmulas prescindibles para los alérgicos a las matemáticas y con alguna opinión discutible, como ocurre en casi todo, pero aporta datos interesantes para ese magnífico rompecabezas que es la reliquia de que trata. Por último, creo que Vittorio Messori, que cita, debe ir en la “M”, no en la “V”.

Conclusión: “La primera Semana Santa de la Historia”, de Carlos Llorente (Ed. Homo Legens, 2010. Grupo Intereconomía. ISBN: 978-84-92518-51-7), es un muy buen libro para leer en Semana Santa; una obra imprescindible para el cristiano de a pie que quiere iniciarse en un tema que tiene la obligación moral de conocer; y un buen punto de partida para el que, sin saber hasta ahora nada del tema, se ha interesado y quiere profundizar.

La ciencia atea

El otro día fui anfitrión de una pareja madura, atea. Ambos, del mundo de la cultura oficial española.

Es de la más elemental cortesía no platear cuestiones controvertidas cuando se está invitado en casa ajena, así como lo es no poner en situación violenta al invitado.

Por cómo discurrían los acontecimientos, parecía que esta norma de urbanidad se cumplía en este caso a la perfección, hasta que salió una mención a los mandaderos de un convento.

- ¿”Mandaderos”?, ¿qué es eso? – preguntó la invitada, madura, integrante de la cultura políticamente correcta catalana y, en consecuencia, con descomunales lagunas en cuestiones de cultura general.

- Los mandaderos son normalmente, en los conventos de clausura, un matrimonio que está a disposición de la orden que, por su estado religioso, no pueden hacer los recados fuera del convento. Los mandaderos residen en una casa que les facilita la comunidad, y ofrecen su trabajo a cambio de la residencia. Imagino que habrá mil matices, pero en general es eso – le contesté sorprendido por que la señora ignorase ese concepto.

Pero mi sorpresa fue a más, cuando me replicó:

- … Pero ¿existe todavía “eso”? (la señora se refería a los conventos de clausura).

- Sí, claro que existen. Precisamente cerca de aquí hay un convento de Carmelitas.

- ¡Estará vacío! – contestó sonriendo, con esa suficiencia propia de quien está al cabo de la calle del mundo y de sus misterios.

- Pues no, está al completo y si hay alguna vocación nueva debe ir a otro convento, pues en este no cabe – me fastidió tener que corregirle de nuevo, pues no es propio de un buen anfitrión dejar en evidencia a su invitado pero, por otra parte, la corrección me pareció más un acto de caridad que una mera cuestión académica.

Gracias a Dios la invitada era inculta pero no tonta y, vista la cremallera de meteduras de pata, decidió hablar del tiempo. Su pareja, más lista, no abrió boca.

Mi reflexión es que la soberbia que da la pretendida autosuficiencia al ateo, es patética. Por un lado, cierra la mente al aprendizaje, pues su mente evita todo lo que le aleja de su sueño sin Dios, y como es todo en el mundo lo que grita la existencia de una Inteligencia creadora, el ateo cierra los ojos al mundo. Por eso los ateos suelen ser ignorantes.

Le bastaría la ateo analizar el pasado y el presente de la historia de la ciencia y ver la gran cantidad de científicos creyentes, frente a un panorama bastante árido de científicos ateos. Me dirá algún lector despistado, “pues Manuel Rodríguez, catedrático de Sociología de la Universidad de Pisalapiedra de Encima, es ateo”… vale... Pero me refería a científicos, no a funcionarios del sistema, a gente como Newton (“ley de la gravitación universal”), Einstein (“teoría de la relatividad”), Lemaitre (“Big-Bang”), Tipler (“la física de la inmortalidad”) o el hoy controvertido Hawking…De hecho, la civilización occidental está creada sobre las manos y los cerebros de creyentes.

Cuando hablo de creyentes no me refiero sólo a católicos, sino también a personas que defienden la existencia de una Inteligencia creadora.

Por fin, quiero expresar que, hasta dónde me dicta mi experiencia, el ateísmo es propio de personas soberbias y de personas simples. Son los “tipos” que he conocido. Soberbios, aquellos que se creen que todo está al alcance de su conocimiento y algo trascendente les desborda. Simples, aquellos que son tan elementales que no ven más allá de sus narices. Si te fijas, lector, el denominador común de ambos es la ignorancia. La ignorancia es la gran aliada del ateísmo y de todas aquellas doctrinas que ignoran la existencia de un Principio creador. Por eso la cultura está tan perseguida en esos regímenes.

sábado, 2 de abril de 2011

Elecciones socialistas

Esta semana pasada he tenido ocasión de tratar a una serie de grupos de personas, que han ocupado mi tiempo más de lo habitual. Naturalmente, he podido conocer más opiniones que de ordinario. También esta semana ha coincidido la noticia, de diversas encuestas realizadas por medios de comunicación sobre el grado de conocimiento de los españoles del mundo en que viven.

Desgraciadamente, mi opinión coincide con la de las encuestas; los españoles, y más concretamente los jóvenes, ignoran de forma alarmante lo que ocurre a su alrededor así como su historia más reciente. Por poner dos ejemplos, no saben quien era Franco ni tiene idea remota de lo que es el “caso faisán”. Desde luego es un éxito de la propaganda socialista, pero también es un mérito personal, ganado a pulso, de cada uno.

Además, esos españoles ignorante, y otros malvados, han votado reiteradamente a quienes han legislado sobre la despenalización del aborto, a quienes manipulan la justicia para encubrir su enriquecimiento ilícito personal, a quienes son protagonistas de una corrupción constante y generalizada, a quienes han hundido a España en una pobreza económica de altos vuelos, a quienes han elaborado una ley penal que deja impune los más espeluznantes delitos cuando están cometidos por menores o condena a penas irrisorias a los delincuentes mayores... En fin, esos ciudadanos han permitido, con su voto, que España sea el último país de Europa en educación, y el primero en corrupción o paro y el paraíso mundial de los delincuentes; acabo de leer que se está finalizando en el Norte de España, una prisión con piscina y todos los recursos de un hotel de lujo, destinada a los delincuente de ETA y a la flor y nata de la escoria social que por circunstancias extremas no pueden eludir la justicia.

En esta tesitura me planteaba las nuevas elecciones generales en España, con las dos preguntas siguientes: ¿es bueno que los socialistas vuelvan a ganar?, ¿es justo que los socialistas vuelvan a ganar?

Le pido al lector que rumie las dos respuestas. Yo esbozo las mías.

No es bueno que los socialistas ganen las próximas elecciones. La recuperación de España es problemática tal como están las cosas. No ya desde el punto de vista económico, que es lo de menos, sino desde el más importante aspecto de la convivencia social. Como ejemplo sirva el botón de muestra de la persecución religiosa; cada día son más las noticias de los actos de violencia en España contra los católicos. ¿Dónde ocurre igual en el mundo? En África y en los países más atrasados del Extremo Oriente, es decir, en el Tercer Mundo. Volvemos al viejo tópico, desterrado hace ya tantos años: “Europa empieza en los Pirineos”. El socialismo nos ha arrastrado al Tercer Mundo cultural. El asunto es muy grave.

Y, ¿es justo que los socialistas ganen las elecciones? Si el lector se remonta al principio de este escrito, la respuesta es obvia; sí, es justo que los socialistas ganen de nuevo las elecciones y que sea Zapatero quien las gane. Porque no es justo que un país que vota el crimen del aborto, que es condescendiente con el delito, que ignora la corrupción en la esperanza de llegar a ser él mismo un corrupto y ser tratado con impunidad… esa población no se merece que venga un tercero y le saque de la miseria, simplemente por temor a la crisis económica.

Porque no lo duden, si los socialistas pierden no será porque el populacho desee para sí algo mejor o que se haya planteado una regeneración moral, sino, simplemente, porque han dejado de darles pan y circo y aspiran a que Rajoy cumpla ese cometido, sólo eso. Ya se ha ocupado Rajoy de transmitir el mensaje de que con él no corren peligro la corrupción ni el aborto. Sólo, menos paro, y mejores pensiones.

Pd. Cuando decido subir esta nota al blog, lo hago con la alegría de que Rodríguez acaba de anunciar que huye de su puesto de presidente desde el que desvencijaba a España y no se presentará en las próximas elecciones. No acabo de creerme a ese charlatán de feria, pero algo es algo, aunque por ahora siga ahí o quizás mañana se desdiga. Ahora bien, sigo en las mismas. Los españoles se merecerían un Rubalcaba, una Chacón o una Pajín… no, eso último sería demasiado… aunque, ¿por qué no?

La cultura en la izquierda

Leo en Intereconomía: “Pajín regala 1,3 millones de euros a las feministas de Paraguay… Abogan por el “acceso y disfrute de los derechos sexuales y reproductivos de las niñas y/o adolescentes”. Los proyectos son coordinados por asociaciones españolas” (http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/sociedad/pajin-regala-13-millones-euros-las-feministas-paraguay-20110401).

En mi pueblo, a eso se le llama pedofilia, su expresión penal es la pederastia y pederasta es el que la pone en práctica. Pero mi pueblo es mucho pueblo. Me parece que muchos socialistas babean detrás de los jovencitos.

También leo, en la prescindible revista “el Tot Badalona” (núm. 1472, p. 12), que “la procesión del silencio ha estado a punto de no salir durante esta Semana Santa”. La concejalía de kultura del consistorio de izquierdas, se niega desde hace años a aportar un euro.

Uds. pensarán “¿por qué financiar un acto católico?”; pues porque esa procesión se realiza cada año ¡desde 1627! Eso es cultura, ¿no?, por lo menos tanto como la “botifarrada” (merienda de embutidos) popular anual, que innovó el último demagogo populista hace tres días.

Estas noticias definen a nuestra España de gobernantes miserables y súbditos aborregados. Pero al fin, tales para cuales. Lo siento por los diez justos.

Mn. Jordi Moya Ródenas

Hoy he leído en Germinans Gerninabit (http://www.germinansgerminabit.org/) la noticia de que el pasado 19 de marzo, día de mi santo Patrón, falleció el sacerdote Jordi Moya Ródenas.

Conocía a ese sacerdote y me parecía una buena persona. Lo conocía porque se prestaba a presidir la oración nocturna de un grupo de católicos, cuando fallaba el cura habitual.

El padre Moya usaba sotana, lo que es raro en Cataluña porque los cobardes proliferan y las minorías mediáticas son contrarias a esa vestimenta. También lo son a los uniformes, y por eso los militares van de paisano cuando salen de sus lugares de trabajo. Entre los curas todavía quedan valientes, pero no veo militares de uniforme. Será ese manido recurso de cobardes de “obediencia obliga”.

El padre Moya era valiente y coherente. Coherente, porque vivía como pensaba y valiente porque lo demostraba. Esa impresión me dio, pues de otra forma habría vestido con disimulo de su condición sacerdotal. No hay que ser católico para reconocer cuando alguien es fetén.

El sacerdote tenía 32 años cuando falleció. Descanse en paz.

domingo, 27 de marzo de 2011

El lobby gay

Leo en http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=8723 : “El lobby gay pide la retirada de una aplicación católica de Apple que ayuda a preparar la confesión”.

No conozco la aplicación de Apple a que se refiere la noticia, pero creo que es una noticia magnífica, por aleccionadora. Me explico.

Eso que llaman “lobby gay” es un grupo de presión integrado por homosexuales y oportunistas que dicen serlo. No todos los homosexuales pertenecen a esos grupos de presión, sino aquellos que por revanchismo de alguna situación vivida, por amargura no superada de su condición o simplemente por mala fe, pretenden cambiar el mundo a su semejanza, es decir, hacer de lo anormal, norma. Digo que no todos los homosexuales pertenecen a esos grupos de presión porque ninguno de los que conozco pertenece o, si lo hace, lo lleva como vergonzante y milita a escondidas.

Juzgo tan duramente a estos grupos de presión, porque si bien al principio nos los presentaban como unas pobres víctimas, la noticia que comento deja en evidencia que en realidad son verdugos.

Agruparse hoy para defender los derechos de los homosexuales es poner en evidencia el fracaso de la política socialista. Porque el derecho de los homosexuales es el derecho de cualquier ser humano y debe ser defendido, no por un “lobby”, sino por todos.

Pero, ¿Qué defiende el “lobby gay”? Vean arriba la noticia. Esos homosexuales no quieren que un ciudadano, con unas creencias, adquiera un programa informático que incluye unas normas que orientan en el desarrollo de esas creencias. Todo queda en el ámbito privado. Pero es que esos homosexuales no quieren que ni en el ámbito privado los católicos puedan manifestar sus creencias. ¿No les suena a bolchevismo rancio? ¡Qué digo rancio!, ¡al más actual socialismo!

Me dirán, “es que la confesión es una maniobra secreta y peligrosa para la sociedad”.

Si no conocen lo que es la confesión, se la resumiré mal y pronto. Una persona que cree en la doctrina de Jesús, resumida en los Diez Mandamientos, cuando comete algún acto contrario a esos Mandamientos, se ve en la necesidad espiritual de explicárselo a alguien que es capaz de escucharle y ¡perdonarle! “¡Que tontería!”, pensarán algunos que no se han preocupado de conocer la frondosísima doctrina teológica que ampara esa creencia.

Para una buena confesión se precisan varias cosas, la primera un examen de conciencia para ver que se ha de confesar. Quizás para esa reflexión previa sirva la aplicación informática de Apple. Y, ¿es eso malo?

Pues vean los Diez Mandamientos. ¿Hay alguno peligroso para la sociedad? El católico se confiesa, cuando lo precisa, de no ser caritativo, de ser irritable, de desear a la mujer del prójimo, de no pagar salarios justos a sus obreros, de desear mal a sus enemigos, de no honrar las fiestas dedicadas a Dios, de cometer actos impuros… incluidas las relaciones homosexuales.

¡Ajajá! ¡ahí lo tenemos! Esos homosexuales de “lobby” no pueden permitir que nadie, ni en su más íntimo fuero, rechace las relaciones homosexuales. No quieren que lo normal sea normal. Aunque el católico deba confesarse, si en alguna ocasión a depreciado a un homosexual.

Pues así esta la cosa. De un lado, los verdugos – algunos selectos homosexuales y otros advenedizos - que van a degüello con quienes ven en la actividad sexual homosexual un pecado (también en la actividad sexual heterosexual promiscua). El objetivo de esa gente es erradicar del cerebro del prójimo cualquier idea que no sea la de ellos. No dejar libertad ni en la mayor intimidad.

De otro lado, la víctima, el católico, que respeta al homosexual – la exigencia católica es de amor, con lo que el mero respeto es una imperfección -, por radical que sea (a los ingeniosos que quieran manipular el concepto de amor de los católicos, les invito a avergonzarse de su simplicidad intelectual leyendo sobre el amor católico en “Deus catitas est”, carta encíclica del Sumo Pontífice Benedicto XVI. Para no desalentar al lector recalcitrante, le diré que sólo el título está en latín; el resto lo ofrece la página de la Santa Sede en varios idiomas).

Por eso me ha alegrado la noticia; deja tan en evidencia la represión que desea ese “lobby”, que es más eficaz ese titular que toda la publicidad que se pudiera hacer para mostrar esas intenciones. Los “lobbies gays” buscan imponer sus ideas minoritarias con la represión, al más puro estilo socialista.

Dios y una Virgen

Leí ayer en una página católica de internet, la referencia crítica a un dibujo sobre la Anunciación en el que el dibujante, hablando por boca de la Virgen María, se preguntaba cómo un Dios sin sexo podía embarazar a una virgen.

Esa viñeta dejaba en evidencia al dibujante. Lo dejaba como un cobarde ignorante y como un grosero.

Grosero, porque hacía referencia a una Señora, que siendo la Madre de Dios o no, se merece, como cualquier señora, una consideración. Ya sé que ese trato no se lleva y que la progresía llama machismo a la educación, pero gracias a Dios no soy de esa escuela. Una vez, paseando en la cabecera de una manifestación socialista, tenía a mi lado al líder organizador y a su esposa. Las mujeres de esta cabecera tenían en la mano una rosa, símbolo del socialismo español, y de repente, la esposa de “el jefe”, una cincuentona de aspecto poco agraciado, gritó: “chicas [sic. ¡todas eran de su quinta!] poneros los capullos en la boca” y entre carcajadas de ellas y ellos, todas se colocaron el tallo de la rosa en la boca, lo que fue afortunado pues durante un ratito dejaron de decir estupideces. Pues bien, incluso a esas señoras yo las trataba de Ud., con el mismo respeto debido a las señoras de verdad.

El dibujante era un cobarde porque se mofaba de una persona venerada por el catolicismo. La historia contemporánea nos ha dejado bien claro cómo son esos iconoclastas que sólo rompen imágenes cristianas y se licuan cuando hablan del mahometismo. Se licuan no por afinidad, sino por miedo a las represalias de decir algo que incomode a un musulmán. Basura que hace méritos para el sistema, ignorando que el sistema les desprecia aún más al verlos como herramienta vil.

Y el dibujante era un ignorante o un malvado, pues cualquier persona que se interese lo más mínimo por el asunto – algo tiene que interesar para criticarlo – sabrá que Jesús fue engendrado, no creado, es decir, ya existía cuando lo concibió la Virgen María. Dios eligió una virgen por los motivos que Él sabrá, pero que yo interpreto que para dejarnos claro que Jesús no era hijo del hombre. Desconozco el detalle del proceso biológico que soportó ese engendramiento – el origen del espermatozoide, si lo hubo - pero me importa bien poco en la certeza de que será un proceso natural – la naturaleza humana de Jesús lo exige – con intervención Divina, en términos que también desconozco, pero en la certeza de que serán absolutamente sobrenaturales, como exige la naturaleza divina de Jesús. De esta forma Jesús es totalmente humano y totalmente divino.

La teología cristiana es diáfana y coherente, bajo el supuesto de que el Jesús de los Evangelios resucitó.

La ciencia aquí, y la Resurrección allá, aclararán a cada uno estos detalles (la aclaración “allá” dependerá de un Juicio previo). En el mientras tanto, la fe de muchos da soporte a esta creencia. Y como esa fe no pone bombas, sino que predica amor al prójimo, quien la critica en términos insultantes es un canalla. Yo no lo hago ni con el socialismo, la filosofía más genocida de la historia de la humanidad, a la que critico siempre con argumentos.

domingo, 20 de marzo de 2011

¿Qué pasa en Libia?

No sé lo que pasa en Libia, pero desde luego es muy raro. Lo es desde el principio, como comenté en su día. Raro e incomprensible, pues sin duda nos faltan datos.

Todos los que hasta hace nada hacían la pelota a Gadafi, ahora se ensañan con él. Hasta Rodríguez Zapatero, líder de la “alianza de civilizaciones”, está en la cola para arriarle mamporros, alentando a la violencia por encima del hombro del primo de Zumosol, tras el que se resguarda.

Esa es mi referencia, Zapatero, el voluble cobarde que se relaja legislando sobre cuándo un ser humano empieza a serlo y sobre plazos y técnicas de genocidio de fetos. ¡Menudo! Hace nada, vendía armas a Gadafi por valor de 2.000 millones de euros (http://www.intereconomia.com/la-gaceta). Muchas armas son esas - armas que ya habrán matado muchos inocentes - y hoy se pavonea como señor de la guerra, dando manotazos a la ávida Chacón, su ministra del ejército de la señorita Pepis, que le quiere hacer sombra.

Zapatero está defenestrado y vendería a sus hijas a un circo si ello le diera votos. Es mi injustificada y sin duda equivocada impresión. Si un individuo de ese talante y en esa situación haría eso, creo que el sumarse a los matones que apalean a Gadafi es porque le beneficia personalmente, si no le ha beneficiado ya en Suiza o en Caimán.

¿Cómo le beneficia, al margen de la extemporánea y metafórica alusión a los paraísos fiscales que acabo de hacer? Si le suponemos una inteligencia mínima, tendrá claro que no repite en el poder, por lo que dar collejas a Gadafi no le beneficia como futuro gobernante, sino que es una cosa privada. A la paliza se han sumado Qatar y Turquía, aquella asalariada de Estados Unidos y Turquía – socia de Zapatero en la “alianza de civilizaciones” – con menos moral que los duendes de Noddy. Alemania, una democracia seria, se ha quitado de en medio y los propios Estados Unidos han nombrado “cabo de vara” a Francia, de cuya concepción del mundo y sentido del honor, nos dejó buena referencia en la Revolución Francesa y en la Segunda Guerra Mundial. La Italia de Berlusconi, sin comentarios.

En resumen, en esta guerra está de un lado el dictador genocida Gadafi, que hasta ayer despanzurraba conciudadanos con la indiferencia de Occidente y de otro lado, una panda de matones sin escrúpulos que, por dinero, venderían a sus madres.

Para mí está claro; Gadafi es el “mira que te puede pasar”, con se advierte a un tercero.

Se ha planteado un enfrentamiento en el que hay malos y peores y dónde el malísimo, desde el foro, está advirtiendo al otro malísimo que mira, entre el público, sin dar señales de interés por lo que pasa. ¡Lo tiene claro Gadafi!

Ha sido una buena elección de cabeza de turco, pues salvo la Rusia de los nuevos millonarios y de las mafias de trata de blancas, el que más, China, silba mirando al tendido.

El tiempo dirá, pero lo de Libia es una pantomima con actores de medio pelo.